“Elegidos desde la eternidad.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Lunes, 05 de marzo de 2018

“Elegidos desde la eternidad.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Cada uno de nosotros fuimos elegidos desde antes de la formación del mundo, fuimos creados en la mente de Dios con todo detalle, para realizar lo que Dios nos exige y para realizar lo que Dios quiere que nosotros hagamos.

Esos detalles que Dios puso, Él está a la espera, con una expectativa de que nosotros sí somos capaces de hacer lo que Él quiere que nosotros hagamos, por eso es importante que empieces a entender que no eres cualquier cosa, que eres algo que Dios creó en una idea y esa idea se convirtió en un concepto y ese concepto se convirtió en un precepto y ese precepto se convirtió en algo creativo cuando Dios te hizo, en otras palabras tienes una línea directa con Dios, eres esencia de Dios.

Efesios 1:3-6 dice:

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,  según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,  en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado”.

Si la Palabra te dice que Dios te bendijo con toda bendición de lo alto, ¿Por qué eres tan dependiente del hombre?. La iglesia tiene que entender que su dependencia es directa con Dios. Para tu poder moverte y entrar en los lugares celestiales, hay cosas que tienes que quitar, porque nunca vas a ver lo celestial ligado a lo carnal o material.

Para tu entrar y caminar en lo celestial y poder aprovechar las bendiciones celestiales en Cristo, tú tienes que caminar en lo espiritual, pero para caminar en lo espiritual obligatoriamente tienes que tener la revelación de que eres eterno, aunque vas a morir en lo natural, vas a vivir para entrar en la eternidad, por eso eres un eterno en formación.

La llave que te va a permitir ser bendecido con toda bendición, es luchar hasta la muerte con una actitud de santidad, por eso el hombre tiene que ser cambiado, transformado, regenerado y convertido.

¿Qué significa predestinado? La palabra “pre” significa antes de y la palabra destinado significa que has sido destinado para algo, es decir, que antes de Dios hacerte, ya te tenia completo y sabia todo lo que eres y lo que ibas a hacer.

Dios nos hizo para Su alabanza. Mientras los hijos de Dios mantienen una continua alabanza a Él, eso se convierte en algo tan poderoso, que se introduce en el subconsciente y el inconsciente y comienza a despertar los dones que están dormidos aunque estés caminando en Cristo.

1 Pedro 1:2 dice:

“Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas”.

La palabra “presciencia” significa conocimiento anticipado, es decir, idea de Dios. Nosotros fuimos elegidos según la presciencia de Dios, por eso tienes que ser radical. En ti hay un precio, un costo y ese precio se llama herencia. Cuando el Señor te eligió es porque ya te tiene preparada una herencia incorruptible.

Todos caminamos por la vida y no sabemos estas cosas tan importantes para que podamos valorarnos y levantarnos sea cual sea la situación o condición que estemos pasando. Cristo tiene una expectativa en nosotros, por eso tenemos que entender por revelación lo que verdaderamente somos y lo que verdaderamente Dios quiere para nosotros; una vez entendamos esto, debemos auto valorarnos, no conforme al hombre, sino conforme a Dios.

No tenemos motivos de andar en mediocridad, de hacer las cosas mal, de hacer las cosas deficientes, no tenemos motivos porque somos elegidos en una eternidad. Dios utilizó un tiempo eterno para crearte. No trates de luchar con las cosas de hombre porque no estás en la condición de cosas de hombre. Automáticamente le entregaste tu vida a Cristo, eres divino, eres esencia de Dios.

El ser convertido no significa ser cristiano, hay muchos convertidos que no llegan a ser cristiano y muchos cristianos que no llegan a ser convertido. El que es convertido anda en otro nivel, su mirada cambia, sus ademanes cambian.

Efesios 1:11 dice:

“En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad”.

Lo que estás haciendo no es tu propósito, sino el camino hacia tu propósito. Dios nunca te va a revelar Su voluntad de un solo golpe, Él te va a ir preparando para llevarte al propósito de Su voluntad, por eso dice la Palabra: “No todo el que diga Señor, Señor, entrará al reino de los cielos”. Esto es un camino de poco a poco, para el hombre este camino está en la línea de su tiempo, pero para Dios este camino siempre te lleva a la eternidad.

En otras palabras, no nos podemos desesperar, porque cuando te desesperas, lo primero que es afectado son tus ánimos y cuando tus ánimos son afectados, entonces pierdes el control, por eso no te puedes desesperar con lo que Dios te prometió, con lo que Dios te dijo, con el llamado que te dio.

Las personas se desesperan porque tratan de impactar al hombre y no a Dios. Todo lo que creemos que tenemos, lo metemos en la línea de la historia de nuestro tiempo. El Señor no necesita tiempo para darte en un segundo la gloria delante del mundo entero, por eso olvídate de impactar al hombre, preocúpate por impactar a Dios. Cuando tratas de impactar a Dios y no al hombre, esperarás tu tiempo.

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish