Creyente carnal o espiritual (Parte 1)

Apóstol Miguel Bogaert

Tenemos que valorar el plan redentor de Dios. Él necesita regenerar nuestra vida, para así poder librarnos de todo lo que cambió en nosotros el pecado original