El arrepentimiento manifiesta el reino

Apóstol Miguel Bogaert