Espíritu de Saduceo y Fariseo en la Iglesia

Apóstol Miguel Bogaert

Tu solución no está en las cosas que se pueden ver si no en las invisibles