Aumenta tu fe

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.  Hebreos 11: 1

Creerle a Dios es un acto de fe donde no interviene la emoción; creerle a Dios es saber que Él tiene el poder de cumplir Sus promesas sin importar la situación ni cualquiera otra cosa. Dios cumple Sus promesas, por lo tanto Su voluntad se manifiesta cuando encuentra, en Sus hijos, fe.

Nosotros pedimos tantas cosas a Dios, pero no Le pedimos que aumente nuestra fe. Es importante que nuestra fe crezca porque en esa misma medida nos fortalecemos más. Luego, cuando se asome una tormenta nos encontrará preparados para enfrentarla con valentía

Cultivemos este don tan precioso dando fruto en todo momento, no dejando que sea una fe del momento, sino que en el transcurso de las pruebas demos testimonio de que verdaderamente tenemos fe.

Los comentarios están cerrados.