Corrección y disciplina, ambas son necesarias


Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza. Proverbios 19: 18
Desafortunadamente muchos padres no conocen la responsabilidad que tienen delante del Señor con respecto a la educación de sus hijos. Los padres deben asumir el compromiso de formarlos física, emocional y espiritualmente.

Muchos confían en su dinero para satisfacer las necesidades de sus hijos, complacer sus deseos y gustos, sin velar por el desarrollo emocional y espiritual. Nuestros hijos necesitan corrección y disciplina; ambas son necesarias para su formación, sin descuidar el brindarles amor, ternura, apoyo y seguridad.

La Palabra nos dice que es necesario corregir mientras hay esperanza. Esto nos enseña que habrá un tiempo donde no podremos hacerlo, ya que el niño crecerá, se convertirá en un joven y luego en un adulto. Los padres que de verdad aman a sus hijos establecerán principios y límites, los educarán de acuerdo con la Palabra, lo cual los ayudará a aprender la diferencia entre el bien y el mal.

Es tiempo de corregir nuestros fallos y presentarnos delante de Dios con nuestras debilidades, reconociendo que hemos descuidado lo primordial, el formar nuestros hijos para que sean los hombres y mujeres que Dios está esperando para el mañana.

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.