Cuando el enemigo nos sitia

Porque con dirección sabia harás la guerra, y en la abundancia de consejeros está la victoria. Proverbios 24: 6

Nuestra mayor preocupación es qué hacemos cuando el enemigo nos sitia y nos declara la guerra, porque nos vemos indefensos, inseguros y débiles para enfrentarlo.

No podemos pasarnos todo el tiempo bajo un temor. Debemos aprender a confiar en Dios sin temer el mal que pueda venir sobre nosotros, porque “Aunque acampen mil y diez mil a mi diestra, a mí no me tocará”, declara Su Palabra.

Muchas veces pasamos tiempos de mucha presión y ataques, durante los cuales será muy difícil permanecer levantados y dispuestos a echar la pelea, si no hemos aprendido a fortalecernos a través de la oración. Esta es la llave que nos hace sentir seguros y confiados en todo momento, porque por medio de ella nuestro Padre nos prepara y nos capacita para hacer frente al enemigo.

Cuando oramos nos convertimos en guerreros, sabiendo que nuestro corazón no temerá al ataque del ejército contrario, confiando en que saldremos victoriosos en la guerra, porque Él nos ha dado las armas de la fe, la perseverancia y la valentía para ganar.

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.