Descubrir el poder que hay en ella

Las cosas secretas pertenecen a Jehová, nuestro Dios, pero las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, a fin de que cumplamos todas las palabras de esta Ley. Deuteronomio 29: 29

Los caminos del Señor son misteriosos, y nos son conocidos a través de Su revelación. En la búsqueda constante de Dios, Él se muestra como lo que es: El Gran Yo Soy, y nos hace entender que en Su mano están sujetas todas las cosas del mundo, donde Él tiene el dominio de todas ellas, en los Cielos, la tierra y debajo de la tierra. Nada se mueve sin Su voluntad.

La voluntad de Dios está escrita en Su Palabra y nada puede contender contra esta. Conocerla debe ser nuestra prioridad, y pedir que se nos despierte un hambre por descubrir lo que ha estado guardado ante nuestros ojos.

Vivir en la ignorancia no es bueno, porque esto no nos permite ver lo que Él quiere revelarnos y que descubramos, el poder que hay en ella. Busquemos desesperadamente la revelación de Su Palabra, y tomemos las llaves que nos permitirán abrir las puertas de bendición para toda nuestra generación.

Los comentarios están cerrados.