Jesús vino a romper con todo lo que se llame costumbre, tradición, cultura


Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición. Mateo 15: 6
La influencia que ejerce la cultura es muy fuerte, y está tan arraigada en la gente que la anteponemos a los principios de Dios. Por eso vemos tantos cristianos fuera del orden establecido en la Palabra. Aunque amen al Señor siguen atados a costumbres y tradiciones. Pero Jesús vino a romper con todo lo que se llame costumbre, tradición, cultura. Por eso encontró tanta oposición; porque Su misión era establecer el Reino de los Cielos y destronar al reino de las tinieblas. Este se vale de ese y otros tipos de artimañas, para tener pueblos, países, comunidades, sometidos a yugos de esclavitud.
Debido a esto se les hace tan difícil tener una vida próspera en Cristo. Luego nunca dan fruto; porque la Palabra dice que es necesario que renovemos el espíritu de nuestra mente, para que conozcamos la buena voluntad del Señor. Esta es buena, agradable y perfecta.
Si no nos disponemos a tener un cambio de mente será imposible arrancar todo esto, debido a que en la mente están los pensamientos y recuerdos que nos inducen voluntariamente a seguir estos esquemas. Para ser libres de este yugo debemos someter nuestra mente a la mente de Cristo, y declarar que ni cultura, ni tradición, ni costumbre nos dominarán, sino tan solo la Palabra de Dios.

Horario de Servicio

captcha Escribe las caracteres de la imagen