“Elegido desde la eternidad, 3ra. parte.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela” 

Lunes, 19 de marzo de 2018

“Elegido desde la eternidad, 3ra. parte.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela” 

Efesios 11:12 dice:

“A fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.”.

Nosotros fuimos creados para la alabanza de la gloria de Dios, por eso tenemos que ser agradecidos con todo lo que nos pasa, debemos alabar a Dios a cada minuto, a cada segundo.

Hay un llamamiento y como resultado de ese llamamiento tiene que venir y empezar la regeneración espiritual, nuestra transformación y nuestra conversión.

Regeneración significa conversión, en griego es “epistrefo”, significa volverse y dar la vuelta. Si verdaderamente estás siendo regenerado, no puedes seguir viviendo como estás ahora. Muchos siguen alabando y adorando a Dios, pero con su misma forma de vida, atado al mismo pecado, a las mismas necesidades, necesidades carnales que anteponen a la llenura del Espíritu Santo.

Mateo 13:15 dice:

“Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con el corazón entiendan, y se conviertan, y yo los sane”.

Tenemos que tomar una decisión, una actitud de que tenemos que entrar en esa regeneración de nuestra fe, sino no vamos a ver lo que Dios está haciendo en nuestras vidas.

Tenemos que entender que la conversión tiene dos partes:

  • El arrepentimiento de los pecados.
  • La fe en Cristo para ser cambiados y transformados.

La conversión significa cambiar tu estilo de vida, por un estilo de vida nuevo; así es como manifestamos la verdadera gloria de Dios en nosotros. El que es convertido está preparado para soportar cualquier situación, porque estar convertido es apartarse del pecado y tener la fe de que Cristo es su salvador, no necesita nada más.

Para convertirte tienes que ser vivificado y despertado, convencido del pecado y sentir la necesidad de salvación. Salvación significa estar en presencia de Dios.

Para ser convencido del pecado y sentir la necesidad de salvación, necesitas obligatoriamente la mano de Dios, no lo podrás lograr por ti solo.

Entendiendo esto, podemos decir que la regeneración espiritual precede lógicamente a todo cambio de mentalidad. La palabra mentalidad en griego es “metanoia”, mientras que la fe es el efecto de la gracia divina que conduce a la justificación.

Para tu poder dejar el pecado, tiene que haber un cambio de mentalidad, pero para ser justificado tienes que tener fe en Cristo, porque de lo contrario, no estás siendo convertido. Por eso es tan difícil dejar el pecado, porque no es fácil doblegar la mente. Ahora bien, cuando tenemos fe en Cristo, empezamos a ser justificados. Justificación es el acto de hacer al hombre justo, aceptable ante Dios.

Éxodo 7:20 dice:

“Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque”.

Romanos 3:10 dice:

“Como está escrito: No hay justo, ni aun uno”.

Por eso, el pueblo judío buscaba la justificación de Dios, llevándose totalmente de la torá y creían que estaban haciendo las cosas bien hechas, pero ahora con nosotros es diferente, ahora es por la gracia de Dios que somos justificados.

Dios encontró una solución a este problema, proveyendo mediante la muerte, la vida de nuestro Señor Jesucristo, en el cual somos justificados.

La regeneración es el acto divino en que la porción dominante de nuestra alma es convertida y hecha santa. El problema nuestro no es afuera, es adentro, la lucha con el alma, con los paradigmas y conceptos que tenemos. Podemos leer la Biblia bajo conceptos y preceptos propios y la Palabra no se activa.

No puedes permitir que te menosprecien, hay una esencia de Dios en cada vida nuestra, porque dice Su palabra que Él ha puesto un don sobre nosotros y una vez ese don ha sido despertado, empieza ese caminar de lo eterno.

Es hora de levantarnos y saber quiénes somos, de dónde venimos y cuál es nuestra fuente.

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish