Él está esperando que la palabra se active y seamos portadores de Su poder

Porque el reino de Dios no es cuestión de palabras, sino de poder. 1 Corintios 4: 20

¿Cuántos predican de Cristo? ¿Cuántos muestran Su poder? Estamos acostumbrados a oír sermones, pero no a ver el poder manifestado por Jesús, el cual Él sigue manifestando para aquellos que creen.

La Iglesia está llena de personas que han castrado el poder, no creyendo que Jesús sana y libera, sino que ese poder no es para este tiempo. Hay un pueblo que está creyendo en esa mentira, olvidándose de Su Palabra. Porque escrito está que “Mayores cosas harán en mi Nombre”. Él está esperando que la palabra se active y seamos portadores de Su poder sin ponerle límites, dejando que actúe conforme a Su voluntad.

Demos libertad al Espíritu Santo, dejando que haga lo que está acostumbrado a hacer: testificar del poder que fue entregado a la Iglesia de Cristo, a fin de que los que no creen, crean. Rompamos los paradigmas a los que piensan que no existe, demostrándoles que Él es el mismo de hoy, mañana y siempre.

Los comentarios están cerrados.