“La fe trae arrepentimiento y poder. 4ta Parte. Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Lunes, 01 de agosto de 2016

“La fe trae arrepentimiento y poder. 4ta Parte. Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Dios es, porque Él se convierte en lo que tú necesites, sin importar la circunstancia. El hábitat de Dios es eterno, Él vive en un glorioso y continuo ahora. Lo que pasó en la cruz del calvario fue un momento eterno, por eso tiene poder y autoridad, Su sangre en la cruz nos limpia de nuestros pecados, entendimos que Dios es.

Si queremos tener fe, tenemos que conocer y saber a quién le vamos a tener esa fe. Te voy a enseñar de un fundamento, que sin este, se te va a hacer difícil entender la fe, el cómo aplicarla y vivirla. Este fundamento es el de quién tú eres. Si no sabes quién eres, se te va a hacer difícil tener fe en ti mismo.

1 Tesalonicenses 5:23 (RV1960) dice:

“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”.

Dios nos está definiendo como un ser viviente con espíritu, alma y cuerpo. Tienes que entender esto para que sepas porque Dios anda detrás de ti y que quiere estar contigo.

Hebreos 4:11-12 (RV1960)

“Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”.

De esto nos perdemos por no leer la Palabra de Dios, y este versículo nos confirma lo leído anteriormente: Tenemos alma, cuerpo y espíritu. Debemos entender esto, porque nos encontraremos con doctrinas cristianas que dicen que no tenemos alma.

Génesis 2:7 (RV1960) dice:

“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”.

Inmediatamente Dios sopló al hombre, el aliento de vida entró en él y nació el alma. Dios hizo el cuerpo para que esté en contacto con el mundo material, pero también hizo el espíritu para que el hombre esté en contacto directo con Dios.

Si no te hablo de quien eres, no tendrás fe en ti mismo, y tenemos un enemigo que es el acusador que va detrás de nosotros, solamente acusándonos del mal que hemos hecho, y estas acusaciones no nos permiten valorar quienes somos en Cristo Jesús.

Muchos hijos de Dios sentados en las iglesias luchando por cambiar y ser transformados y el enemigo los tiene como un ancla, atados. Hoy Dios te dice que ti sí sirves, que eres valioso para Dios y que Él te está persiguiendo. Dentro de ti hay algo que Él puso y que es tuyo. Si no tienes fe en ti mismo, no podrás tener fe en Dios y Él fue quien te hizo; tienes que deshacerte de algo, algo vas a tener que romper.

El alma está formada por los intelectos, las emociones, los sentimientos y los recuerdos y es alimentada por los sentidos y éstos están en el cuerpo. El cuerpo y el alma están muy compenetrados, es por esta razón que a muchos se les hace tan difícil caminar en el espíritu.

Mientras más desarrollada sea la vida que has tenido con los sentidos, más difícil se te hará entrar en el espíritu. Esta conexión es tan fuerte, que por eso es que tus oídos, tus ojos y tu boca despiertan tantas cosas. Conforme al desarrollo de tu vida, dependiendo de los sentidos, así será tu alma de indomable al espíritu.

Esto es clave para que empieces a tener fe en ti mismo. A los bastardos se les hace muy difícil acercarse a Dios, sin embargo, a los hijos, se les hace fácil, porque ellos saben que Él es su proveedor, su Padre, su Jehová Jireh.

Este es uno de los mecanismos usados por Satanás, te desinfla diciéndote lo que has hecho y lo que no puedes hacer, poniendo en ti pensamientos religiosos y de incapacidades. Un ejemplo lo vemos en la cantidad de niñas adolescentes que quedan embarazadas en nuestro país, las estadísticas nos indican que la gran mayoría son de bajos recursos, y esto porqué, viven en una casa donde en una sola habitación hay 5 o más personas, y ven a los padres teniendo relaciones desde que nacen y tienen sentidos, entra a sus sentidos y cuando tienen 8 o 9 años este comportamiento es normal.

Mientras más doblegada tengas tu alma, más se levanta tu espíritu. Si usted quiere trabajar una debilidad, no empiece haciéndolo, reprendiendo, empieza haciéndolo, controlando los sentidos.

El espíritu puede someter al cuerpo a través del alma para que obedezca a Dios, el espíritu no puede someter el cuerpo, tiene que hacerlo a través del alma, y una vez lo hace, por sí solo, se someten los sentidos. El alma es como un archivo que guarda todo, primero tienes que vaciar este archivo y así tomas el control de todo.

Nunca podremos ser un hombre espiritual completamente, pero la intención para serlo, para Dios, es como si lo fueses.

El alma toma condiciones a la que tú dices que estás sometiéndote espiritualmente, son condiciones del alma y crees que son del espíritu porque te hacen sentir bien. Esto le pasa a esos cristianos que visitan la iglesia, escuchan la Palabra pero vuelven a la fornicación porque dicen que su relación es buena y es santa. Tu alma tomó del cuerpo y del espíritu lo que le convino y lo hizo suyo, por eso vienes a la iglesia, dices que eres cristiano pero sigues en pecado. Cuando el alma toma del espíritu, lo hace a través de los sentidos.

Tus frutos son la devuelta de tu madurez, ellos te dicen cómo está tu vida espiritual. El alma es el eje de todo ser porque la voluntad del hombre le pertenece. En tu alma está el núcleo que da fuerza para que tu espíritu no se entrone en tu vida, este núcleo es la voluntad. La voluntad es el núcleo que le da la fuerza al alma. El alma es como un agujero negro en el universo que cabe todo y no se satisface.

Dios está buscando lo bueno que ha puesto dentro de ti y que tu alma no deja respirar:

Génesis 1:26 (RV1960)

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”.

  1. El hacerte Dios a ti no fu una decisión de uno, fue un consejo que se reunió en el trono de Dios. Su Palabra dice “hagamos” al hombre.
  2. Entender que significa imagen y semejanza. Sin importar lo que estés haciendo, la imagen de Dios se mantiene fija, aunque esté distorsionada y estropeada. Dios te trajo a Su casa para poner esa imagen en su justo lugar. No eres una casualidad, eres un proyecto de Dios. La imagen que tienes de Dios, Satanás no la puede tocar, porque no es tuya ni de él, es de Dios, y todo lo que tienes de Dios, es intocable para Satanás.

Se sentaron los tres en la eternidad, en una reunión y decidieron hacerte. El universo sabe quién es Dios por ti. Cuando hay una adoración y oración genuinas, el universo entero sabe quién es Dios, y no se queda en cuatro paredes, trasciende más allá, porque todo el universo sabe que se está hablando de Él.

Nuestras oraciones llegan a Dios porque tenemos el mejor intercesor a Su diestra: Jesús, y cuando Él se lo presenta a Dios, se lo está presentando al universo también. ¡Nunca más digas que Dios no te escucha!

El papel de Jesús es llevarle al Padre todo lo que hagas.

Génesis 9:6 (RV1960)

“ El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre”.

Cuando se comete un homicidio o le hacemos daño a un hermano, le estamos haciendo daño a Dios, porque es a Su misma imagen que estamos dañando.

El homicidio espiritual es peor; cuando juzgamos y criticamos, lo primero que se activa en esa persona son sus sentidos, por lo que está percibiendo, lo primero que se afecta es su cuerpo y después el alma, a través del rechazo y el odio. Y tenemos que detenernos a pensar que lo que más hemos dañado, mayor que todo lo anterior, es la misma imagen de Dios que está en esa persona. Te puedo asegurar que Dios sufre más que la persona que está siendo afectada por el juicio y las palabras ofensivas de un hermano.

Sus sentidos serán activados conforme él los tenga controlados, su alma será afectada, conforme él la tenga controlada. Cuando tienes fe en ti y en Dios, y alguien te hiere pero no permites que tus sentidos dobleguen tu cuerpo y alma, tus frutos serán que eres hijo de Dios y que eres hermano de esa persona que te ha hecho daño. Es lo mismo que hizo Jesús por ti y por mí en la cruz, no te juzga ni te cuestiona, solamente espera por ti. Las reacciones que tenemos en la iglesia determinan quienes somos.

La idea de Dios es que seamos Sus representantes aquí en la tierra, y por eso puso Su imagen dentro de ti. Satanás anda detrás de ti por eso. Nuestro carácter es Su imagen. Lo interno es lo que Dios sabe que eres. El mundo tiene más expectativas de quienes somos nosotros que de lo que tenemos nosotros en Dios.

Salmos 8:3-5 (RV1960)

“Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste,  digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra, le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies”.

 ¡Todo está bajo tus pies! Tienes que entender esta verdad.

Las peores decisiones son las que tomamos en medio de la desesperación, con ello estamos demostrando una versión contraria a la imagen de Dios en nosotros. La tentación juega con nosotros porque sabe que tenemos distorsionada Su imagen. La imagen de Dios es el fundamento de la santidad de la vida humana. Un hijo de Dios tiene que proteger Su imagen en él.

Cuando tienes la revelación de la imagen de Dios en ti, lo primero que cambia es tu conducta y comportamiento, cambia tu forma de hablar y caminar, cambia tu forma de vestir.

El entender que tienes el sello de Dios y que le des el valor preciso a esta verdad, te hace ser una posesión divina de Él. Cuando entiendes esto, Dios se convierte en lo que necesitas y en lo que Él es. Si demuestras que eres Su imagen, Dios es responsable de cuidar Su imagen.

Romanos 8:29 (RV1960)

“Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”.

1 Corintios 15:44-49 (RV1960)

“Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificanteMas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.  El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.  Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.  Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial”.

Cuando transformas tu carácter estás protegiendo la imagen de Dios en ti. Dios puso un espíritu en ti para que trajeras lo de Él aquí a la tierra. No eres cualquier cosa. Dios en Su sabiduría dijo: Le haré un cuerpo, un alma y un espíritu, y por el espíritu manifestarán lo celestial: Mi imagen; por el alma, manifestarán lo terrenal, pero si el hombre manifiesta lo espiritual, lo terrenal queda subyugado, y sale lo divino. Esto fue lo que hizo Cristo.

Jesús sabía quién era y Su propósito aquí en la tierra. Tu propósito es representar al Señor aquí en la tierra.

“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”.

Tenemos que cambiar nuestro carácter y dejarnos transformar por Su espíritu. Tú y yo somos imagen de Dios.

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish