La palabra de Dios tiene un poder tan grande

Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para lo cual la envié. Isaías 55: 11

La Palabra de Dios tiene un poder tan grande que no podemos permitir que sigamos sin conocerla. Por eso, es necesario que apartemos un tiempo todos los días para el estudio de la misma. Muchas veces no sabemos hacer frente a las situaciones que se nos presentan por desconocer el poder que ella tiene. “Es como martillo que despedaza la roca”, dice el Señor. Por eso, Jesús venció al enemigo con la Palabra, demostrando el conocimiento que tenía de la misma.

Pero sobretodo, no podemos leerla como una historia más, sino pidiéndole que nos dé revelación para el entendimiento de la misma, y que nuestros ojos espirituales sean abiertos, para conocer los misterios que aún no han sido revelados y están escondidos.

Requiere solamente disponernos y hacer un hábito, para que podamos leerla sin interrupciones. Deleitémonos, a la vez que empezamos a descubrir el poder que tiene sobre todas las cosas, y cuan efectiva es, cuando lo hacemos con la convicción de que se trata de la palabra de Dios, para ser usada en todo lo que necesitemos.

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish