“La revelación te da la llave del Reino.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Lunes, 10 de julio de 2017

“La revelación te da la llave del Reino.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Daniel 2:17 dice: 

“Luego se fue Daniel a su casa e hizo saber lo que había a Ananías, Misael y Azarías, sus compañeros, para que pidiesen misericordias del Dios del cielo sobre este misterio, a fin de que Daniel y sus compañeros no pereciesen con los otros sabios de Babilonia. Entonces el secreto fue revelado a Daniel en visión de noche, por lo cual bendijo Daniel al Dios del cielo. Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz”.

En estos versículos, Daniel está lleno de gratitud porque Dios le reveló un misterio.

La iglesia de este tiempo tiene que aprender lo que significa la revelación.  Muchas veces las personas están sentadas en la iglesia y no entienden la importancia de la revelación para poder conocer a Dios; Él es un misterio que tiene que ser revelado.

Daniel temía por su vida y necesitaba una revelación, esto significa que cuando Dios te revela algo de parte de Él, te da vida, y no una vida física, sino en el espíritu, porque cada vez que el Señor te revela algo tu espíritu crece.

¿Qué significa la revelación para los creyentes? Es el término hebreo “gala”, que significa quitar la cubierta, descubrir algo, quitar un velo. La iglesia tiene que entrar en un proceso de revelación porque es la única manera de tú poder ser transformado, la revelación te va a dar entendimiento, paz, te hará crecer espiritualmente, te bendice, porque cuando Dios te revela, te está revelando lo que Él es, por esta razón la iglesia tiene que crecer, no en tamaño, sino en el espíritu.

En el nuevo testamento, el sustantivo griego de revelación es “apocalipsis” y es del verbo “apokalypto”, se traduce como revelar, descubrir, quitar el velo, mostrar lo que no se conoce. Entonces tú debes entrar en ese sistema de la revelación. Tienes que olvidarte que buscar de Dios es como estudiar naturales, o una materia de sociales, y no es así; para tú conocer a Dios tienes que anular al hombre totalmente, porque el hombre siempre te va a poner a Dios en un nivel de tu naturaleza, y mientras entiendas y quieras saber de Dios con tu propia naturaleza humana, vas a ponerlo en ese mismo nivel.

Al hombre le falta disposición para llegar a un conocimiento puro y claro de Dios; el hombre no quiere estar dispuesto a conocer a Dios de una manera genuina, quiere conocer a Dios de una manera cómoda, donde Él no pueda tocar lo que le gusta, donde no toque sus intereses, y mientras vivas así, vas a vivir en un proceso de religiosidad y acomodamiento totalmente. El hombre es tan difícil que no solamente no quiere buscar la revelación de lo que Dios es, tampoco le interesa que se le revele quien es el verdaderamente.

El entendimiento de lo que eres ha sido creado por tus propios pensamientos y por lo que has pasado, pero Dios no te mira así, cuando crees que estas en una categoría diez, Él te tiene en una categoría uno, pero necesita revelártelo.

El Señor se revela en tres áreas:

  1. En la naturaleza.
  2. En la experiencia humana.
  3. En la historia.

Mateo 16:13-20 dice:

“Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.  Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo”. 

Si no estás dispuesto a buscar la revelación de Dios, Él no te la va a dar. La revelación te cambia, te transforma y te da las llaves del Reino. Automáticamente Pedro recibió la revelación, dejó de llamarse Simón, por eso cuando entras en el nivel de revelación, habrá gente que no te va a conocer por el nombre que tienes, porque lo que vas a hacer son cosas muy grandes.

La revelación te cambia, te transforma, por eso cuando ves gente en las iglesias que están siendo cambiadas, transformadas, son diferentes, esas son personas que están teniendo revelación de Dios, porque la religión no cambia, los ritos te dejan igual, pero una revelación te cambia todo tu sistema, te hace radical, diferente, que lo que no hacías antes lo haces ahora. Una revelación te va a fortalecer frente al pecado, frente a la tentación.

Jesús trajo la llave de la revelación y esa llave la tiene Su iglesia, lo único que tienes que estar en disposición para que Dios te revele. Todo lo que está en la Biblia tiene que ser por revelación; cuando tienes la revelación de lo que significa Jesucristo, la cruz, su sangre, el enemigo sale corriendo. Entra al sistema de revelación y deja el sistema de religiosidad.

Por eso Jesús en el nuevo testamento nos entró en la revelación de la gracia, que somos salvos por Su gracia y la iglesia tiene derecho a esas dos llaves.

¿Cómo se activa la llave de la revelación?

Lucas 24:45 dice:

“Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras”.

Debes dejar de pedirle a Dios cosas sin importancia, solo pídele que te de entendimiento en la Palabra para recibir Su revelación. La revelación se recibe conforme a lo que está escrito en la Palabra, si lo que tú recibes no está en la Palabra, la revelación no es de Dios. ¿Cuándo sabes que es revelación de Dios o es de Satanás? Porque Satanás se viste como ángel de luz, Satanás te revela a tu mente, Dios te revela a tu espíritu. ¿En qué sistema de revelación estás viviendo tú?

La iglesia tiene que madurar, necesita madurar, pero no va a madurar con mensajes de amor, sino con enfrentamiento de realidades, por la revelación, por la Palabra. Cuando Dios te da una revelación de la Palabra, es como que algo te explota adentro; mientras más el Señor te revela, más humilde te haces.

Todo el conocimiento de Dios viene por revelación y solo se revela por el Espíritu Santo, solo lo otorga Él en Su soberanía. ¿A quién se lo dará?:

  1. A los que están en comunión con Él, no es gratis.

Mucha gente sobreviviendo con conceptos de que están en la iglesia sirviendo, asistiendo, pero están más perdido que los que están en el mundo; el hecho de estar en una iglesia no necesariamente te dice que serás salvo, por eso debes romper esa condición mental y entrar en ese nivel de que Dios empiece a revelarte.

  1. Los que están en obediencia.
  2. Los que tienen una actitud de santidad.

Mientras más obediente eres a la palabra, mas te estás acercando a la soberanía de Dios para que Él te otorgue la revelación, pero para esto tienes que desconectarte de toda tu naturaleza, tienes que morir a ti, meterte en la presencia de Dios.

La actitud de tu corazón y de tu mente es lo que hará que seas fértil para recibir la revelación del Reino. Comunión, obediencia y santidad son igual a revelación y revelación es igual a cambio, transformación y bendición.

La primera revelación de los discípulos fue quién era Jesucristo, esa es la primera revelación que debes tener genuino, por eso si vas a la iglesia y no sabes por el nivel de revelación quién es Jesucristo, no tienes la plataforma para recibir lo otro y tener la esencia de lo que Él es.

Una iglesia se edifica por revelación y para tener revelación debes tener comunión, obediencia y actitud de santidad. Actitud significa convicción de lo que piensas y lo que crees, conforme sean tus actitudes, así será la convicción de lo que crees. Cuando tienes la revelación de lo que es Jesucristo, no sigues a nadie más, solo a Él.

La revelación te hace ser piedra de edificación. Si no tienes la plataforma de la revelación de Jesús, estas llevando una religión, por eso no hay cambio en tu casa, en tus hijos, en ningún lugar donde vas. Tus hechos apagan la convicción de lo que es Jesús. Si no tienes revelación estas cualquierizando a Dios, necesitar la revelación te hará ser apasionado por Él. Cuando el Señor te revela quien es el Hijo, tú cambias tu carácter por el carácter de Él.

La gente que es cambiada y transformada cada día, que salva, que sana, que libera, que vive confiado, que vive en gozo, que da frutos, son los que empiezan a entrar en ese sistema de revelación; cuando usted ve gente que están en el horno y usted ni se da cuenta de lo que le está pasando, son personas que Dios se le está revelando, mientras más revelación tienes, menos dependes del hombre.

Revelación no es que cuando te metes en la presencia de Dios empieces a llorar, revelación es que cuando tú empieces a leer la Palabra la entiendas, te identifiques y no hagas más lo que estás haciendo y hagas lo que dice la Palabra.

Todo lo que proviene de Jesucristo viene con una llave del Reino, esto significa que te da acceso al área que venciste a través de la palabra de Dios. Hay personas que piensan que poniendo a la disposición del Señor todo lo que tienen y todo lo que son, están haciendo lo excelente y no es así, Dios no coge ni necesita nada de hombre.

Si le das a Jesús con la convicción de que Él es el hijo de Dios y con la revelación de que todo lo que tienes te da Él, entonces Él te lo recibe.

Los comentarios están cerrados.