Lo que hay dentro de ti

No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. 1 Samuel 16: 7

A lo largo de nuestro camino pensamos en agradar a Dios con nuestro dinero, esfuerzo, simpatía, trabajo, apariencia, carisma. Todas estas cosas Él las desecha, porque no está buscando lo que buscan los demás. Dios está buscando un corazón que sea agradable a Él.

Cuando el Señor envió a Samuel a la casa de Isaí para ungir al próximo rey, le habló y le dijo “No te lleves por lo que miran tus ojos, busca su corazón”; y Samuel ungió a David como rey, un hombre conforme al corazón de Dios.

Nuestro verdadero valor es interno, es lo que tenemos dentro, es nuestro corazón limpio y puro. Esto hace la diferencia. Necesitamos reconocer lo que Dios puso en nuestro interior; Él puso belleza en nuestro espíritu. Ofrécele a Él lo que hay dentro de ti.

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish