Él moverá el Cielo para atender tu necesidad

Porque todo el que pide, recibe. Mateo 7: 8

Pensamos que tenemos el control absoluto de todo, y no es así. Por eso son pocos los que dependen de Dios y Lo buscan en oración. El que ora está diciendo: Yo no tengo el control, pero Tú si. Es imposible hacer que un hijo deje la droga, que el esposo nos ame, que paguemos la deuda. No importa cuánto dinero tengamos, cuan hermosas luzcamos o lo íntegros que seamos; nada de esto podrá hacer que las cosas cambien.

Pero el que ora está diciendo: Yo no puedo, no sé qué hacer, pero necesito que se haga algo porque estoy desesperada y sé que Tú tienes el poder para hacerlo. Este poder hace que las cosas cambien y se hagan como Tú lo deseas. Porque la oración no cambia la voluntad de Dios; esta hace que nosotros conozcamos y hagamos Su voluntad.

Dios abrió los vientres de Ana y Elisabet, así como rompió las cadenas de Pablo y Silas. Todos oraban por un milagro y lo vieron, porque el que ora se acostumbra a ver las manifestaciones del Cielo en su vida.

Deposita sobre Sus hombros tus cargas, y espera Sus respuestas, porque Él moverá el Cielo para atender tu necesidad y para que sepas que el que pide, recibe.

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.