Hay muchos que no avanzan quedándose rezagados en el camino

Y tienen oscurecido el entendimiento. Ellos no gozan de la vida que viene de Dios, porque son ignorantes a causa de lo insensible de su corazón. Efesios 4: 18

Cada hombre tiene un propósito que cumplir en Cristo, pero muchas veces se ve limitado por su condición, lo cual hace que permanezca en ignorancia. Entonces pasan los años sin ver resultados, dejando manifestado que no está haciendo lo que Dios le ha encomendado hacer.

Este conocimiento no se aprende en las universidades, centros de estudios o programas de entrenamiento. Por eso, no importa cuántos estudios tengamos; si no tenemos revelación nos quedamos en la ignorancia. Esta puede ser voluntaria o involuntaria. Voluntaria es cuando, sabiendo que tenemos que hacerlo, no lo hacemos; involuntaria es aquella donde se tiene total desconocimiento, hasta que el Espíritu Santo nos lo revela y deja de serlo.

Por eso hay muchos que no avanzan. Se quedan rezagados en el camino, que es Cristo, pues son insensibles de corazón. Esto no les permite que busquen la presencia de Dios para que les sean abiertos los ojos del entendimiento, a fin de que puedan entender su propósito y caminen en pos de Él. En estos casos se evidencia que seguimos igual, porque no le hemos dado el valor que esto tiene para nuestra vida, considerando que lo que conocemos es suficiente y más nada hay que aprender.

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish