No dejes de soñar


Él les dijo: -Oíd ahora este sueño que he tenido. Génesis 37: 6
¡Qué agradable y placentero es soñar! Los sueños son el resultado de no conformarnos a una vida limitada en lo natural, sino vivir por encima de las circunstancias. A Dios Lo agrada que soñemos, porque estos sueños nos dan fuerza para enfrentar toda oposición.

Las experiencias vividas que no van acorde con nuestros sueños nos inducen a no dar valor a las promesas del Altísimo, por lo cual declinamos en nuestra lucha por alcanzar dichos sueños. Nuestra vida cristiana tiene que sustentarse en la fe, ya que sin esta será imposible permanecer creyendo que alcanzaremos lo que soñamos ser. Tenemos que creer que Dios hará todo lo que sea necesario para que Su propósito se cumpla.

Si tenemos que enfrentar adversidades, no es que Dios se retiró, sino que Él quiere que seamos más fuertes y luchemos por llegar a la meta final donde los sueños se hacen realidad. José experimentó un sueño, el cual mantuvo pese a todas las circunstancias que lo rodearon, porque él estaba dispuesto a perderlo todo, menos su sueño. No dejes de soñar por más difícil que sea tu situación. No limites tus sueños, porque Él cumplirá Su propósito en ti.

Click here to read our daily devotionals in English

 

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish