No ser estorbos del plan divino por pensamientos inadecuados

No des lugar en tu mente a este malvado pensamiento. Deuteronomio 15: 9

Aun estando en los caminos del Señor se nos hace difícil romper con muchos pensamientos que tenemos y que están afectando nuestro testimonio, interno y externo, porque están tan arraigados en nuestros inconscientes y subconscientes que actuamos sin darnos cuenta.

Pero esto no debe ser una excusa. Debemos entrar en la presencia de Dios y pedirle que nos revele todo lo que está en nuestra mente que no es de Su agrado, y darle la autoridad para que lo saque. Aunque parezca que estamos bien y que hacemos lo correcto, no es suficiente. Nuestra mente tiene que renovarse totalmente, y dar ejemplo con los hechos de que no tan solo hablamos de Cristo, sino que también nuestra vida habla de Él.

Si lo hacemos, todo cambiará y nuestra relación con Dios se consolidará más. Esto no permitirá que nuestra mente sea vulnerable a pensamientos que empañen el testimonio nuestro delante de Dios y de los hombres. Tomemos la decisión y no esperemos más, para no ser estorbos del plan divino por pensamientos inadecuados que nos alejan de la presencia de Dios.

Los comentarios están cerrados.