Pidámosle que nos revele por qué orar


Y cuando piden, lo hacen mal, porque lo único que quieren es satisfacer sus malos deseos. Santiago 4: 3

Dios quiere bendecirnos en todo. Bastaría conocer Su corazón para saber que es así, ya que no hay duda de que todo ha sido creado para que lo disfrutemos. Es ilógico pensar que hay cosas que no son para nosotros y que Él tiene sus favoritos.

Él no tiene acepción de personas; de la misma manera que bendijo a alguien así también quiere hacerlo con nosotros. Cuando oramos y nuestras oraciones no son contestadas, muchos pensamientos vienen a nuestra mente que nos confunden y nos desalientan, pero en ningún momento pensamos ¿Será la voluntad de Dios para mi vida? Porque Él no nos dará algo que no nos convenga.

Muchas de nuestras oraciones son para satisfacción propia, donde Él no cuenta para nada. Por eso no son ni serán contestadas, porque debemos aprender a pedir conforme a Su corazón. Todo lo que Le pidamos debe tener un propósito divino, pues de esta manera Él mira que nuestra intención es agradarlo y que lo que pedimos nos acercará más Él.

Pidámosle que nos revele por qué orar, ya que nuestro deseo es hacer Su voluntad, conociendo que, si nos alineamos a ella, TODO lo que pidamos eso nos dará.

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish