“Tu propósito está marcado con el tiempo. Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Lunes, 24 de julio de 2017

“Tu propósito está marcado con el tiempo. Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Efesios 1:11 dice:

“En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad”.

Estos versículos indican que fuiste predestinado y que hay una voluntad de Dios en tu vida que tiene que cumplirse, por eso la Palabra está llena de promesas y estas son el centro del propósito que el Señor tiene en tu vida.

Cada promesa es parte de tu propósito y la tienes que aplicar en tu vida. Las promesas te las da Dios para que Su propósito se cumpla en ti, por eso debes ser sabio y obediente; mientras más aplicas la Palabra, más te acercas al propósito de Dios en tu vida.

Tu presencia en la tierra no se debe a un accidente biológico, sino porque hay un plan divino dentro de ti que tiene que ser desarrollado, y ese plan divino está metido en el tiempo, porque Dios te lo dio en la eternidad y automáticamente viniste a la tierra fuiste sometido al tiempo. En la eternidad no hay tiempo, hay un presente ahora, por eso como Dios es eterno es el mismo de ayer, hoy y siempre.

Tu concepción y el estar en la tierra es una prueba de que Dios básicamente ya ha complementado algo de ti en la eternidad, lo cual Él desea manifestarlo en la tierra y lo va a manifestar a través de ti. Por esta razón cuando haces un aborto no solo estás matando a un niño, sino también el plan divino de Dios que venía a través de él.

Proverbios 19:21 dice:

“Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; mas el consejo de Jehová permanecerá”.

Todos los hombres tienen planes y por hacer sus propios planes es que tienen problemas, pero ya Dios tiene un destino marcado contigo, por eso cuando tienes tus planes de desviarte, el Señor te avisa que no es por ahí. Muchos están pasando trabajo porque llevan sus propios planes, en vez de entrar en el proceso de la intimidad con Dios por Su palabra para que Él te revele cual es Su plan contigo. 

Proverbios 16:9 dice:

“El corazón del hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos”.

Nunca vas a saber cuáles son los planes de Dios si no entiendes cuáles son las promesas para ti. Cada promesa que hay en la Palabra forma parte de tu plan divino.

Tienes que ser sabio, obediente y responsable para aprender a sintonizar la dirección de Dios. ¿Cómo sabes que estás sintonizado con Dios? Cuando tienes que dejar todo lo que a ti te gusta y empezar a hacer lo que le agrada a Él.

Cuando te encuentras alineado con el propósito de Dios, Él va a hacer que tus planes tengan éxito, aun cuando haya otros que te lo quieran impedir, tus planes van a tener éxito, porque el que va contigo es más poderoso que el que se opone a los planes de Dios.

Tú naciste justo en el tiempo que tenias que nacer y antes de nacer ya eras parte del plan de Dios. El Señor obra estando de acuerdo con el propósito perfecto de su voluntad; cuando conoces cual es la voluntad de Dios en ti y empiezas a caminar en Su voluntad, las cosas se te empiezan a poner fácil. La voluntad de Dios siempre va ir alineada al propósito divino y a Sus planes que están dentro de ti, por eso tu obediencia no puede ser al hombre, tiene que ser a Dios, el hombre nunca va a ir con tu plan divino.

Tus errores no son más poderosos que tu propósito, te puedes caer siete veces y siete veces serás levantado porque el justo tiene propósito. Tus errores no pueden ser más importante que tu propósito, por eso tanta gente metida en la cisterna de los errores, ese no es tu lugar, hay un propósito dentro de ti que te tiene que dar fuerzas para salir de esa cisterna de los errores y caminar en tu propósito divino.

Dentro de ti hay algo tan divino que es más fuerte que el problema que tienes, si estás sintonizado con la dirección de Dios y te encuentras cuidando ovejas, no te preocupes, está a punto de llegar a ti un sueño, una visión, una palabra que te va a sacar del chiquero y te llevará al palacio, no te desesperes; José tuvo una visión y Dios lo sacó de cuidar ovejas, pero el Señor no le dijo cual era la ruta de llegar al palacio, porque Él nunca te dirá la ruta del plan divino que tienes para llegar a tu propósito.

Cuando vas a hacer la ruta detrás de tu destino, habrán cosas que tendrás que dejar, habrán cosas que tendrás que adquirir y tendrás pruebas, por eso Dios no te puede presentar la ruta porque no sabes en que parte Dios te va a probar.

No existe nada que pueda detener tu destino y tu propósito si es que te mantienes cerca de Dios el creador.

Salmos 37:23-24 dice:

“Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y él aprueba su camino. Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, porque Jehová sostiene su mano”.

Por eso no importa que te hayas caído, Dios te tiene en Sus manos; tienes que levantarte porque adentro de ti hay algo que tiene que salir, no te quedes en la caída, el problema de quedarte en la caída es el tiempo de recuperación de levantarte. Dios te da protección si estás caminando en Sus pasos, si estas sintonizado con Él no importa quién se levante en tu contra.

El tiempo es uno de los dones más grande que Dios le ha dado a la humanidad y Él afirmó que los tiempos eran buenos, por eso en Génesis 1:16 dice que Dios vio que era buena la mañana, el día y la noche. Entonces estar en el tiempo es bueno, lo que no es bueno es perder el tiempo.

El tiempo salió de la eternidad y Dios lo dio como un principio y un fin. El Señor te puso en el tiempo y no en la eternidad para que entiendas que todo lo que tienes en la tierra es temporero, por esta razón no puedes seguir perdiendo el tiempo.

Cuando entiendes esto debes sacar la palabra mañana de tu diccionario, no existe en ti el mañana. El tiempo te permite vivir en estaciones y temporadas, por eso la temporada y estación que estás viviendo ahora es temporera, viene una mejor. El tiempo te da un pasado, un presente y un futuro, para que seas dueño de hacer cada estación; tienes la autoridad y el control para hacer que tu presente de hoy sea un recuerdo exquisito en un pasado, depende de ti, de tus decisiones, para eso sirve el tiempo.

Cuando entiendes eso, vas a entender lo que es el perdón y que el pasado pasó, por eso cuando tienes un presente bueno, grande y este se convierte en un pasado, ese presente convertido en pasado tiene que ir a buscar en el pasado lo que perdiste, tu personalidad, actitudes, sonrisa, buenas intenciones, gozo, alegría.

Cuando detectas cual es el plan que Dios tiene contigo y ves que es más grande que lo que estás haciendo, Él va a empezar a poner algo que te inquiete a salir de donde estás y a ser inconforme con lo que estás haciendo porque te va a incentivar.

Eclesiastés 3:1 dice:

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”.

Los comentarios están cerrados.