Si obedeciéramos Su palabra, nos evitaríamos todas estas situaciones difíciles

Pues también con este propósito os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois obedientes en todo. 2 Corintios 2: 9

De todo lo que nos sucede siempre hay algo que Dios quiere enseñarnos, para que nunca olvidemos y no volvamos a repetirlo; porque de hacerlo pasaríamos por lo mismo o parecido, y Él quiere cuidarnos. Es el caso de una advertencia donde dice “Cuidado, puente roto”. Si pasaste una vez y te fuiste por el puente, no querrás que te suceda una segunda, y tendrás cuidado la próxima ocasión en que tengas que cruzar por ese lugar.

Así mismo trabaja Dios. Él nos advierte, pero casi nunca Le hacemos caso y, cuando nos va mal, entonces recapacitamos y nunca olvidamos esa experiencia, lo cual hace que tengamos cuidado para que no vuelva a ocurrirnos.

Si obedeciéramos Su palabra, nos evitaríamos todas estas situaciones difíciles. Para eso nos la dejó escrita; para que no nos vaya mal. Así que pongamos atención a lo que ella nos dice, porque de esta forma nuestros caminos estarán seguros y libres de cualquier accidente que quiere hacernos caer en las manos del maligno.

Los comentarios están cerrados.