“Es tiempo de hacer pacto con Dios.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Lunes, 26 de febrero de 2018

“Es tiempo de hacer pacto con Dios.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Isaías 54:1-3 dice:

Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.  Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.  Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas”.

En estos versículos hay cuatro partes importantes que tenemos que ver:

  • Está dirigida a los hijos de Israel.
  • Las promesas de prosperidad para el pueblo de Israel todavía no se han cumplido.
  • Dios los anima a que regresen a la fe.
  • Dios le da el mandato de ir y prosperar.

En otras palabras Dios le está diciendo al pueblo de Dios que estamos llamados a prosperar, pero la prosperidad no puedes mirarla solamente desde el punto de vista financiero o natural, porque a eso Dios le llama añadidura.

Al Señor lo que le interesa es que te veas desde el punto de vista de prosperidad espiritual, porque cuando adquieres una prosperidad espiritual, todo lo demás va a venir por añadidura, lo podrás controlar y decidir lo que quieres para tu vida. La prosperidad en el creyente es personal, es un acto de fe y de obediencia.

Filipenses 4:19 dice:

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

Dios va a hacer un tránsito de Su gloria a ti, pero ese tránsito Él lo hará para satisfacer lo que necesitas, no lo va a hacer en lo material, sino que te dará Sus riquezas con ideas creativas e ingeniosas. Dios te dará la idea para que por fe, lo hagas y lo actives y te bendecirá a través de esa idea.

Tienes que hacer pacto con Dios, porque cuando lo haces, Él tiene la responsabilidad de darte lo que tiene en las manos porque te lo mereces.

Dios es un Dios de pactos y está buscando hacer pacto con Su pueblo, porque cuando esto sucede, Él nos asegura que nuestra semilla será multiplicada.

Tienes que romper las ideas latinas y atreverte a salir del average y del sistema, Dios no te prospera con el producto terminado, sino que te da las ideas creativas e ingeniosas y te pone a prosperar y a bendecirte, pero el Señor no solo quiere que prosperes en lo financiero, sino que prosperes primero en lo espiritual, porque cuando eres prosperado en lo financiero, te olvidas de lo espiritual y de hacer pacto con Dios.

2 Crónicas 20:20 dice:

“Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados”.

Cuando crees que un profeta dio palabras, si la tomas, la crees, la haces vida en ti, la embarazas y la das a luz, entonces eres prosperado, porque cada palabra que Dios le da a la iglesia, a los siervos de Dios, lleva siempre la prosperidad al lado.

La palabra rompimiento significa atravesar, abrirse, todo viene de la raíz hebrea paz, Shalom, Shabat, que quieren decir abundancia, quietud, prosperidad.

Isaías 54:10 dice:

“Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti”.

Cuando habla pacto de paz es la misma palabra que paz, Shalom, Shabat, son las tres palabras iguales en hebreo y estas quieren decir, gratitud, fortaleza, abrirse, rompimiento, bendición, prosperidad y multiplicación.

Si miramos estos versículos nos daremos cuenta que Dios funciona a través de pactos y prospera a Su pueblo a través de pactos.

Éxodo 19:5-6 dice:

 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel”.

Esto quiere decir que cuando haces un pacto con Dios, Él tiene el compromiso de bendecirlo. En hebreos del nuevo testamento podemos ver cómo Jesús es el mediador del nuevo pacto.

Génesis 28:20 dice:

 E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti”.

Cuando Jacob hizo ese pacto con Dios, todavía no se conocía la palabra diezmo, porque no había sido descrito, solamente con Abraham.

Un pacto es un acuerdo entre uno más grande y uno más pequeño, el más grande asume la responsabilidad del más pequeño, en este caso, Dios asume la responsabilidad de nosotros y sella el pacto.

Hay algunos diferentes términos para hacer los pactos:

Pacto eterno. Es el pacto que se transmite en nuestra generación, en cada varón y en nosotros hay cuatro generaciones por encima, cada generación cuenta de cuarenta años para Dios, es decir que tenemos que afectar nuestra generación ciento sesenta años más adelante.

El ser hijo de Dios no es un juego, Él necesita gente que se enfade con el hábito, con el conformismo, el Señor necesita gente osada, porque Él es un Dios de cambios continuos, no es un Dios que repite o que hace falsificaciones.

Dios solo hace pacto con hombres y mujeres que salen del lugar atrios al lugar santísimo. El llamado que tienes, Dios no te lo va a presentar en medio de la queja o la incertidumbre, lo hará en un ambiente de paz y paz significa fe, obediencia y esperanza. Tienes que dejar los paradigmas porque estos no permiten que Dios estructure las bendiciones en tu vida.

Dios es un Dios trigeneracional y lo que tú pactas lo estás pactando por tu generación. Si le das a Dios primero, eso será de bendición para los tuyos.

Abraham llevaba en sus lomos a Leví y cuando Abraham diezmó a Dios, por eso Leví no tuvo nunca que diezmar, sino que manejó los diezmos del pueblo, porque ya Abraham lo había engendrado en sus lomos, Leví era biznieto de Abraham. Por eso Dios es un Dios de pactos y no se puede romper.

Eclesiastés 5:4-6 dice:

“Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas. No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?”.

¿Cómo pactamos con Dios?

Deuteronomio 14:22-26 dice:

“Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días.  Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere,  entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia”.

Dios no necesita tu dinero, Él lo que necesita saber es si le temes en tu corazón.

Levítico 2:2 dice:

“Y la traerá a los sacerdotes, hijos de Aarón; y de ello tomará el sacerdote su puño lleno de la flor de harina y del aceite, con todo el incienso, y lo hará arder sobre el altar para memorial; ofrenda encendida es, de olor grato a Jehová”.

Dios tiene memoria de todo lo que tú le des, por eso dice ofrenda memorial.

¿Cómo entras al lugar santo? En obediencia y santidad; si no cumples estas condiciones te quedas en el lugar atrio, ahí lo único que hay es sol dándote calor, fatiga, cansancio y carga.

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish