“Tu valor en Dios.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Lunes,09 de octubre de 2017

“Tu valor en Dios.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

Efesios 1:17-23 dice:

“Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo”.

Estas tres palabras que menciona Pablo: sabiduría, revelación y conocimiento, son palabras que el cristiano creyente menos se preocupa por ir detrás de ellas; muchas veces están muy preocupados en hacer obras para Dios, en servirle, en detalles que no es que no sean importantes, pero son menos importantes que el buscar sabiduría, conocimiento y revelación. Entonces tú necesitas esforzarte, extralimitarte, esta es una actitud que tienes que empezar a modelar en tu mente a partir de ahora.

Josué 1:9 dice:

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

Todo lo que vas a hacer tienes que hacerlo con coraje, porque dice la Palabra que nuestra lucha no es contra carne ni sangre; si hay lucha significa que hay guerra y si no tienes coraje no vas a poder luchar.

Para tú saber lo que tienes, debes saber quién es tu fuente. Tu fuente es Dios, entonces tienes que saber cuáles son los atributos que él tiene, porque estos mismos atributos son los que tú tienes. Esta es una lucha todo el día, todo el tiempo, entonces si no tienes coraje no vas a poder hacer:

  1. La voluntad de Dios.
  2. No podrás recibir lo que Dios te tiene.
  3. Nunca podrás ser de bendición para otros.

Esto significa que mientras más coraje tienes, más bendito y de bendición serás.

Coraje es la capacidad mental que las personas tienen para enfrentar el peligro, los desafíos y las heridas, sin temor, sin desaliento y con confianza. El enemigo hará lo imposible para que no se te revele la Palabra, por eso necesitas coraje para tener revelación.

En este tiempo la iglesia de Jesucristo tiene que llenarse de coraje, de esa decisión interna que puede tomar para moverse en lo conocido y en lo desconocido, el problema es que el ser humano quiere tener control de lo conocido y mientras tengas control de lo conocido, nunca podrás tener entrar en el sistema de tener control de lo desconocido.

Tener control de lo conocido significa tener control de lo que ves y de lo que palpas, cuando tienes control es más fácil llenarte de coraje, pero cuando no tienes control de lo desconocido, entonces ahí es donde necesitas el coraje de saber en quién estás confiando.

Cuando no tienes coraje, nunca vas a pasar de seguidor a líder, solamente los hombres de coraje influencian el liderazgo, son los que hacen lo que otros no están haciendo, son los que marcan la diferencia, no duermen ni desmayan para cumplir el propósito que tienen en su vida.

Estás muy enfocado en que es Dios quien te va a resolver el problema, pero si Dios no mira una actitud diferente en ti, no pasará nada. A Dios no le interesa tu problema, a Él lo que le interesa es verte cómo tu sales del problema, Él tiene un parámetro, te mide para ver si tienes coraje, persistencia, revelación, si te extralimitas; conforme sea tu parámetro entonces el Señor te dará el soplido para empujarte hacia adelante.

Cuando no tienes coraje, tú no pasas de seguidor, pero cuando tienes coraje es cuando Dios te pone como cabeza y no como cola, te pone encima no debajo. El enemigo te ha metido en una religiosidad donde crees que Dios lo hará todo, pero no es así, el principio de todo lo que necesitas empieza contigo, porque ya Dios te lo dio hace mucho tiempo.

No hay un hombre que se llame ser líder, si no tiene propósito y coraje. Dios es tan sabio que puso un tesoro dentro de cada uno de nosotros, pero el único que tiene la llave para abrir ese tesoro eres tú.

El tener coraje no significa que no tengas miedo, al contrario, es enfrentarlo. La palabra miedo es muy amplia. Todo hombre tiene miedo, pero no todos tienen el coraje para enfrentarlo.

La tendencia de mucha gente es huir cuando vienen los desafíos de la vida; tienes que ser firme para salir adelante.

Lucas 9:62 dijo:

“Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”.

Poner la mano en el arado significa que ya no puedes mirar más para atrás, que estás firme, sabes lo que quieres, que no te interesa el mundo y la gente con la que te juntabas, que vas detrás del reino de Dios. Mientras que, mirar para atrás significa que no te has arrepentido verdaderamente.

La lucha más fuerte en la que más tienes que tener coraje, es para cerrar esos pozos donde bebías agua, los que te ensuciaban, te enfermaban, ahí es donde tienes que tener coraje, no tienes que tener coraje para ir donde Dios, solo tienes que tener actitud de deseo y amor.

El Padre Celestial te ha dado una herencia y no cualquier herencia, es una promesa que te asegura que no serás igual. Si tu entendimiento no está abierto para entender la dimensión de la herencia, no tendrás recursos ni corajes para tomar tu herencia, por eso tu corazón y tu entendimiento tienen que cambiar, tienes que luchar por ese conocimiento de lo que es Dios, por ese conocimiento que está invisible, pero abierto para ti. Cuando ese conocimiento venga a ti, tu perspectiva de ver la vida va a cambiar.

Tu cuerpo está hecho para sostener, pero no está hecho para ser estático, si le metes más carga de la que puede llevar y se queda estático, tu cuerpo se atrofia; así está el cuerpo de Dios, con un montón de carga, los sentimientos, pensamientos y emociones atrofiándolos, pero si tu cuerpo está hecho para llevar carga y lo cargas pero no te quedas quieto, tu cuerpo se va acostumbrando hasta el punto tal que no sientes la carga.

Tu herencia es el Reino, esto es autoridad, poder y dominio; autoridad para llamar las cosas como tienes que llamarla, poder para ejercer lo que eres y dominio para controlar lo que Dios te da. Si tienes estas tres cosas no necesitas nada más. Esa herencia de entrar en el reino de Dios, es lo único que te va a conectar con la fuente para poder entender y saber cuáles son los atributos de Dios.

Algunos atributos de Dios son:

  1. Bondad
  2. Santidad
  3. Amor

Para tú tener estos atributos que Dios tiene, necesitas coraje. Tener coraje no es que te enfades, sino enfrentar lo que sabes que tienes que enfrentar sin que te importe lo que pase.

Dios le dio al hombre poder sobre el mundo natural y el mundo espiritual, esto significa que puedes afectar las cosas de la tierra y las del cielo.

Mateo 28:18-19 dice:

“Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.

Aquí Jesús está diciendo: lo que a mí me han dado lo tienen ustedes ahora. La palabra “por lo tanto” significa que conecta lo que Él dijo con lo que va a decir. Una oración de Moisés hizo cambiar a Dios para que no matara al pueblo, una oración tuya con corazón agradecido hace cambiar a Dios, pero debes tener coraje para tener esa relación. Dios está buscando una iglesia que se levante con coraje.

El Señor se va a manifestar en tu vida conforme al concepto que tengas de Él; si tienes un concepto amplio, definido, claro, de la realidad y la revelación de lo que es Dios, así se te va a presentar Él. Hoy es el día donde tienes que levantarte con coraje y hacer algo diferente.

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish