El valor que tiene lo que Dios nos da

¡Gracias a Dios por lo que nos ha dado! ¡Es tan valioso que no hay palabras para describirlo! 2 Corintios 9: 15

El valor que damos a las cosas es conforme a nuestra apreciación. Por este motivo no todos les damos el mismo valor. Para unos un abrazo es más importante que un regalo; otros piensan que un abrazo no tiene sentido, pero sí que les des un reconocimiento. Somos muy complejos. Lo que para uno es bueno para los otros no; lo que para muchos tiene valor, para algunos no lo tiene. Así es difícil que nos entendamos y, sobre todo, que comprendamos el valor que tiene lo que Dios nos da.

Por este motivo no podemos seguir sin darles valor, porque todo lo que proviene de Él es bueno y no hay forma para describirlo. Por ejemplo, la vida no tiene precio y es un regalo de Dios; pero nos pasamos todo el tiempo y no Le decimos “Gracias por permitirme estar con vida”.

Él nos suministra todo: el agua, el sol, los alimentos. Y a pesar de esto, nuestros labios permanecen sin hacer alusión a esto ¿Por qué? Porque nos creemos que esto siempre estará. Pero si un día se secan todos las fuentes de agua, el sol no sale más y la tierra no da su fruto, entonces pensaríamos “¿Cómo no le di valor a aquello que Dios había provisto para mí?”.

No esperemos que las cosas ya no existan para que entendamos el valor que ellas tenían. Dale gracias por todo, aun por lo que no ves, pero sabes que Él te ha provisto de todo para vivir.

Click here to read our daily devotionals in English

[/vc_row

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish