Apartémonos del pecado

No se engañen ustedes: nadie puede burlarse de Dios. Lo que se siembra, se cosecha. Gálatas 6: 7

Dios impuso leyes para que nosotros las cumpliésemos y las respetáramos. No hacerlo nos lleva a la muerte espiritual; esta nos separa de Su presencia y de Su cobertura, quedándonos sin protección espiritual.

Seguir pecando deliberadamente nos hace pensar que el precio que tuvo que pagar no tiene valor. Cada pecado es una herida en Su cuerpo, la cual tiene que dolernos igual que a Él. Justificar lo que hacemos no tiene sentido, porque Él nos dio la autoridad para salir del pecado y no volver a él.

Necesitamos tener en nuestro corazón el dolor de la cruz, para no hacer lo que muchas veces hacemos y no es bueno para Dios. No nos engañemos más. No es un asunto de tiempo; es asunto de tomar una decisión, jamás volver a hacerlo. No tomar una decisión correcta afecta grandemente el matrimonio, los hijos, el ministerio y nuestra vida, porque lo que estamos sembrando esto mismo recogeremos en cada uno de ellos.

Apartémonos del pecado y dejemos que Su presencia siempre nos acompañe.

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish