Mensajes

La amistad con el mundo | Mensaje del Apóstol Miguel Bogaert

Santiago 4:1-5  ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

 

Una de las cosas que me llama a la atención, el apóstol Santiago le está diciendo almas adúlteras, y cuando oímos la palabra adulterio lo primero que pensamos es que es un pecado sexual, pero en este caso la expresión del apóstol Santiago le está hablando de otro nivel de adulterio, que es el nivel en la dimensión espiritual, es decir, si yo soy creyente, si yo soy cristiano, si yo soy hijo de Dios, pero yo vivo más en el mundo, entonces yo soy un adultero, porque le estoy adulterando a Dios, porque Dios no quiere nada a medias, todo lo que Dios quiere contigo es completo, cuando tú no le das nada completo a Dios tu estás siendo un adultero en el mundo espiritual.

 

Cuando usted está claudicando en el mundo y Dios, usted está cogiendo el peligro de adulterio contra Dios.

 

El mundo siempre va a hacer que tú le eches la culpa a otro, con tal del estar camuflajeado dentro de ti.

 

La iglesia tiene que enfrentarse consigo mismo, y de entender que nuestra lucha no es tanto contra Satanás, sino con el mundo que no ha salido de nosotros.

 

 

Hay muchas pinceladas en nosotros que nos avisa que estamos siendo adultero con Dios, porque estamos sumergidos en ese mundo que supuestamente lo dejamos para venir al reino de Dios.

 

El mundo sigue viviendo en nosotros y nosotros no nos damos cuenta.

 

Apocalipsis 3:16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

 

Los tibios son los adúlteros.

 

La necesidad es lo que te va a identificar a ti tu propia realidad delante de Dios.

 

En el mundo espiritual nada es obligado, todo es revelado e inspirado.

 

La iglesia tiene que tomar su lugar como verdadero creyente.

 

 

Romanos 8:1-2 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

 

Dios solamente se mueve por principios y los principios son Su palabra.

 

Muchos dicen que están en Cristo, pero sus hechos son del mundo. Tus hechos cuando niegan a Cristo dicen lo que tú eres.

 

Dios es Espíritu y todo lo relacionado con Dios tiene que verse desde la dimensión espiritual.

 

Lo que te da la llave al acceso a Dios son sus principios revelado por el Espíritu Santo y el Espíritu Santo no quiere nada con el mundo.

 

Hay un espíritu del mundo y hay un Espíritu Santo, y ustedes muchas veces no saben identificar bajo que espíritu usted está. Si usted como creyente no ha trabajo su corazón a fondo a través de la palabra, todo lo que te provoque emoción y sentimientos son distorsionados, todos tus sentimientos y recuerdos serán distorsionados.

 

¡Cristo no entregó su vida para tener una iglesia mundana!

 

1 Corintios 1:23  pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente  tropezadero, y para los gentiles locura;  24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.

 

 

¿Sabes por qué tú no quieres dejar el mundo? Porque tú te sientes más sabio que Dios. Por eso no puedes dejar la parte del mundo que está en ti.

 

 

Marcos 5:1-6 Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos. Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo, que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía atarle, ni aun con cadenas. Porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, mas las cadenas habían sido hechas pedazos por él, y desmenuzados los grillos; y nadie le podía dominar. Y siempre, de día y de noche, andaba dando voces en los montes y en los sepulcros, e hiriéndose con piedras. Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él.

 

 

Yo te pregunto, ¿Qué cargaba Jesús? ¿Sabes que cargaba Jesús? Lo mismo que tu carga, pero el mundo no lo deja que se manifieste, y usted tiene derecho, herencia y  privilegio de cargarlo, activarlo y darlo. Jesús no tuvo ni que abrir la boca, cuando el hombre se tiró al piso.

 

 

Cuando usted sale de un área y se la entrega a Dios y jamás lo vuelve a hacer, Dios te empodera en esa área, te da poder, te da autoridad.

 

 

Romanos 8:2  Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

 

Cuando usted es amigo del mundo usted está bajo la ley del pecado, y por eso la palabra muerte se llama procesos, porque usted muere espiritualmente.

 

 

Hay dos leyes: la ley del Espíritu y la ley del pecado.

 

 

Tres Cosas te llevan al pecado:

 

1) La concupiscencia que hay dentro de ti por lo heredado familiar. 

 

2) La ignorancia.

 

3) Cuando tu mente se obsesiona con una necesidad.

 

 

La iglesia tiene que entrar en la ley del Espíritu para tener la convicción de quienes somos realmente. El mundo no te va decir quien tú eres, te va a hacer vivir un mundo de fantasías, un mundo de máscaras, un mundo de disfraz, donde tú vas a vivir en un mundo que tú crees que estas bien y estás peor, estás mal, por eso vives de pantalla.

 

  • Para que entremos en una comunión de quien es Dios.

 

Muchos creyentes en la iglesia y no tienen conocimiento real de quien es Dios, esas mismas áreas del mundo en que camina la iglesia es lo que hace que humaniza a Dios, le quitamos la divinidad a Dios, esas áreas del mundo, y sabes lo peor ese mundo que tú tienes dentro que no lo has podido sacar desde hace años, todo lo que alimenta es a tu propio yo.

 

  • Tienes que tener una convicción de lo que es la palabra.

 

Vivir y caminar en el espíritu es el gran propósito de la iglesia, la iglesia no es para entretenerte, el propósito de la iglesia es que usted camine en el espíritu, es asesinar tu mundo, asesinar tus emociones, asesinar tu carne, asesinar tu yo para que tu espíritu aflore, para que tu espíritu pueda percibir lo que el Espíritu de Dios quiere contigo, para que el Espíritu de Dios te hable lo que tú necesitas, para que el Espíritu de Dios te de lo que tú le estás pidiendo. Para eso es la iglesia.

 

 

La iglesia la hizo Cristo para redimirnos de nuestros pecados y para llevarte a la salvación y vida eterna. La iglesia es para cambiarte tus intensiones de porque tú haces las cosas. ¿Con qué intensión vas a la iglesia?

 

 

Juan 5:29  y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

 

 

Cuando usted entrega su vida a Dios que muere un hombre viejo y resucita un hombre nuevo, esa resurrección se empieza a practicar en lo natural para que luego se practique en lo espiritual.

 

Vida no es tiempo, es calidad.

 

Cuando tú resucitas en vida es que tú vas a soltar la esclavitud, las amarguras, la tristeza, la melancolía, la depresión, el pecado para vivir una vida en plenitud.

 

 

Romanos 6:1-8 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. 

 

 

La mejor decisión de tu vida viene por un  Rhema revelado.

 

 

Usted enterró ese hombre viejo en las aguas y se levantó como un hombre nuevo, ahí empieza tu batalla no fue que te bautizaste, es que tu bautismo todos los días mantener ese hombre viejo enterrado en esa piscina allá afuera.

 

 

Yo te pregunto, ¿Si el Espíritu Santo que mora en ti, y ese Espíritu que te anhela celosamente está en ti, como tú no te puedes negar cuando quieres ver pornografía?

 

 

Aquí hay gente que tiene que arreglar su vida, porque es que usted no tiene control de la muerte física, y te puede sorprender. No te fíes que tú tienes control de tu vida, porque la salvación es un hilo tan fino que si no eres sabio no te da tiempo a agarrarlo. El infierno y la condenación son real.

 

 

Versículo 7 y 8  Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él.