La Ceguera Espiritual – Profeta Montserrat Bogaert

Dios se muestra a través de lo que hacemos. Hay muchas formas de Dios mostrarse, pero  muchos no la ven porque están ciegos. Existe algo en nosotros que no nos deja ver,  y eso incluye a líderes, ancianos y al pueblo, están bien un tiempo y luego vemos que tambalean.  Estamos ciegos y no podemos ver que Dios está aquí.

 

 

Dios no quiere un pueblo ciego, porque la ceguera le imposibilita ver Su Gloria. Él no quiere que su iglesia siga en la ceguera; Dios ama la luz.

 

 

Génesis 1.3-4 

Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.  

 

 

 

Dios separó la luz de la oscuridad, por lo tanto, no podemos permanecer en la oscuridad. Lo más grande es la ignorancia, tenemos que vivir en luz, viendo a Dios visible en cada momento de nuestra vida.

Muchos se apoyan de lo que el otro está viendo y es tiempo de que veamos con nuestros propios ojos. Dentro de la iglesia unos ven  la manifestación de la gloria de Dios y otros no pueden hacerlo.  Aquellos que tienen los ojos espirituales activos no se pueden callar, siempre van a  querer que otros reciban de lo que ellos están recibiendo.

 

 

Mateo 15.12-14  

Entonces acercándose sus discípulos, le dijeron: ¿Sabes que los fariseos se ofendieron cuando oyeron esta palabra? Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada. Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo. 

 

 

Hay tres tipos de visiones: 

1ra. Los ciegos totales: son aquellos que se escandalizan porque no entienden el mover sobrenatural de Dios, estos nunca ven nada; estos siempre critican, murmuran.  Lo mejor es no criticar porque no sabemos el nivel de revelación que tiene la persona que Dios está utilizando y tú no lo puedes ver porque estás ciego. Un sermón lo puedes encontrar en cualquier lugar, pero la manifestación de Dios no está en todo lugar. Cuando nos escandalizamos, frenamos la obra de Dios. Los religiosos son ciegos espirituales y Dios necesita un pueblo que corra a su mismo nivel.

 

 

2do. Visión parcial: son aquellos que ven, pero es como si no vieran.

Marcos 8:22-26 

Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase. Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo. El, mirando, dijo: Veo los hombres como árboles, pero los veo que andan. Luego le puso otra vez las manos sobre los ojos, y le hizo que mirase; y fue restablecido, y vio de lejos y claramente a todos.  Y lo envió a su casa, diciendo: No entres en la aldea, ni lo digas a nadie en la aldea. 

La aldea representa el entorno en el cual estamos.

La ceguera no es física, sino espiritual. Hay muchos que no tienen deseos de ver ni de ser cambiados, quieren seguir bajo su propios conceptos. Aquellos que siempre viven razonando  son ciegos.  Muchos están en la iglesia viendo las cosas aparentes y no son testigos de la gloria de Dios.

 

 

3ro. Visión total: son aquellos que ven las cosas como Dios las ve. Podemos ver este ejemplo: Eliseo era un hombre común y corriente cuando Elías se acercó a él; hay muchos hombres que son llamados por Dios, pero no reciben el llamado de Dios, para esto se necesita visión.

No basta con ver a un hombre de Dios moverse para uno hacerlo de igual manera, porque para esto debemos de pasar procesos.  El manto no es para el cielo, es para la tierra. Para que nuestros ojos espirituales se abran tenemos que pasar por varios niveles. Eliseo quería lo verdadero de Elías.

Ningún hombre puede tener visión sino aprende a vivir por fe. Muchos no quieren un nuevo nivel de fe; un hombre que no tenga fe no puede usar el manto, porque este es para usarlo en cualquier momento sin importar las circunstancias.

Dios quiere que nuestros ojos espirituales se abran para ver las cosas como Él las ve. El hombre de Dios necesita fe, por eso necesita ir a Gilgal.

Basta de quejas, Dios quiere que tengas fe, hay un nuevo nivel al cual Dios quiere llevarte.  Cuando un hombre quiere moverse en lo sobrenatural no importa lo difícil que se le haga, entre más difícil, más violento es en lo espiritual.

 

 

Muchos quieren la gloria pero no quieren lo que está detrás. Muchos quieren que el Señor les resuelva problemas, pero estos no quieren tener un encuentro con Dios. La relación que tengamos con Dios es lo que nos sostendrá en los momentos difíciles. Muchos retroceden ante el enemigo, pero aquel que no es ciego lo enfrenta.

 

 

Eliseo en Betel y en  Gilgal no tenía aun sus ojos espirituales abiertos, pero en Betel se les abrieron.  El Jordán significa rompimiento. Muchos quieren cortar el proceso y para nosotros poder recibir un manto nuestros ojos espirituales no puede estar cerrados, no podemos estar ciegos.

 

 

La diferencia entre los ciegos totales, los de visión parcial y aquellos que tienen visión total, es que los ciegos totales nunca harán nada, los ciegos parciales no se atreverán hacer lo que ven, pero los que tienen una visión clara hacen lo que ven hacer a su autoridad.

 

 

Dios se está manifestando de una manera diferente en cada momento, pero si estamos ciegos no podremos ser testigos de Su Gloria. Abre tus ojos espirituales para que puedas ver lo que está pasando y las cosas que Dios está haciendo de parte del mover de Dios.

Tipo de Testimonio(*):

FinancieroSanidad FisicaCreativoLiberaciónCasa de PazOtro

captcha Escribe las caracteres de la imagen