Desenmascarando el espíritu de ofensa

Apóstol Miguel Bogaert

Una de las debilidades más fuertes que tienen los creyentes es que quieren hacer su propia justicia; y no somos nosotros que tenemos que hacer justicia, es Dios quién hace justicia. Las ofensas nos quitan la paz, la creatividad y nos dividen

    Nombres y Apellidos del Padre (*):

    Nombres y Apellidos de la Madre (*):

    Nombres y Apellidos del Niño (*):

    Fecha de Nacimiento del Niño (*):

    Dirección de Residencia (*):

    E-mail de Contácto (*):

    Teléfono del Padre (*):

    Teléfono de la Madre (*):

    Teléfono de la Casa:

    ¿Asisten a la Iglesia?:
    SiNo

    ¿Hicieron la Escuela de Nuevos Creyentes?:
    SiNo

    captcha Escribe los carácteres de la imagen