Dios es nuestro amigo

El amor más grande que uno puede tener es dar su vida por sus amigos. Juan 15: 13

Cuando hablamos con un amigo sabemos que nos escucha, que nos presta atención y que está dispuesto a hacer lo que le pidamos, por causa de la amistad que existe entre ambos, la cual con el tiempo se fortalece.

Dios es nuestro amigo; no es un extraño. Él no está ajeno a lo que nos sucede ni es indiferente a nuestro dolor, nuestra angustia y nuestro sufrimiento. Él no se aparta de nuestro lado aunque sintamos que estamos solos y sin ayuda. Dios tiene a Sus ángeles a nuestro favor, los cuales nos sostendrán en los momentos difíciles.

Saber si está con nosotros es una pregunta que siempre nos hacemos y nos llena de temor y duda. Pero debemos entender que El que buscamos todos los días es El que siempre nos acompaña, porque esta relación no nació de un momento, sino de muchas horas en Su altar, donde nuestras lágrimas cubrieron el lugar. Ahí Su corazón y el nuestro se derramaron de amor.

Jesús entregó Su vida por nosotros en una muestra de amor, cumpliendo la voluntad de Su Padre. Si entregó a Su Hijo, ¿qué no será capaz de hacer cuando vea, sienta o escuche nuestras necesidades?

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish