Dios nos manda a que resistamos

Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida. Santiago 1: 12

Qué difícil se nos hace resistir la tentación y romper con todo aquello que nos lleva a pecar. Es algo tan fuerte que nos arrastra sin darnos cuenta, y cuando miramos ya hemos caído.

A veces nos preguntamos ¿Qué pasó? Si no quería hacerlo, ¿por qué lo hice? Entonces prometemos no volver a hacerlo. Pero en vano resultan estas palabras, porque al poco tiempo lo que prometimos quedó en el pasado. Esto demuestra que nuestra voluntad es muy débil, condicionada a nuestros deseos y apetitos de la carne. Por eso cuando vemos u oímos algo que nos gusta actuamos deliberadamente.

Dios nos manda a que resistamos esa prueba de fuego de lo que nos gusta pero no nos conviene, porque el que lo logra recibirá la corona de vida, la cual es la salvación de nuestra alma. Esta es peleada por el enemigo cada segundo para que perdamos lo que Él ya ganó por nosotros.

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish