Nuestro mejor servicio

Si nos pide animar a los demás, debemos animarlos. Si de compartir nuestros bienes se trata, no seamos tacaños. Si debemos dirigir a los demás, pongamos todo nuestro empeño. Y si nos toca ayudar a los necesitados, hagámoslo con alegría. Romanos 12: 8

Dios pone una demanda en nosotros, la cual tenemos que cumplir. No podemos seguir excusándonos y haciendo las cosas como nos agrada a nosotros. Todo lo que hacemos tiene que ser para agradarlo a Él, pero muchos preferimos seguir haciendo las cosas a nuestra manera, lo cual es más fácil y no demanda demasiado.

La Palabra nos exhorta, que todo lo que hagamos debemos hacerlo con excelencia, empeño, generosidad y alegría; porque de esa manera Él lo haría. Sepamos que el Espíritu Santo es quien nos da el denuedo y pone en nosotros la gracia para hacerlo.

¿Cuántas veces hemos necesitado que nuestro Padre Celestial nos anime, nos reciba con alegría, sea generoso? De esa manera como lo hemos buscado, así lo hemos encontrado ¿Por qué no hacer lo mismo con aquellos que están esperando lo mejor de nosotros y dejar en su corazón nuestro mejor servicio?

Click here to read our daily devotionals in English

Los comentarios están cerrados.

EnglishFrenchSpanish