La madurez evita el engaño. 2da. Parte

La madurez evita el engaño. 2da. Parte

Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela

En quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en Él. Efesios 3: 12

 

“La madurez evita el engaño. 2da. parte”

 

No necesitamos de nadie para entrar en Su presencia, solamente la Sangre de Cristo y ésta lava nuestra conciencia.

 

Cuando empezamos a buscar  en Dios y  a caminar en Sus caminos,  las  actitudes que más difíciles se nos hace cambiar de esa  vida anterior son la auto dependencia,  la dependencia de otro,  la incredulidad.

En esta condición vivimos en el  mundo allá afuera y cuando venimos a la iglesia traemos todo eso a la iglesia. En vez de  nosotros depender de Dios 100%,  estamos dependiendo del amigo o estamos dependiendo de nuestra propia fuerza,  por eso desmayamos,  nos cansamos, nos agotamos, cuando tienes auto dependencia y dependencia de otros siempre vas a buscar a Dios de una manera forzada, nunca lo vas a buscar por gratitud, por amor, sino que lo vas a buscar por compromiso, y ese compromiso va ser como forzado.

 

Efesios  3: 12 dice:

En quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en Él.

 

Yo tengo que adquirir confianza en Él, aunque vea todo negro tengo confianza que veré luz;  aunque vea todo en agua tengo confianza que veré lo seco; aunque vea que me estoy quemando tengo confianza que veré aire fresco. Mi confianza esta en Él, no está en el hombre, no está en mí.

 

Hebreos 4: 14

Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.

 

Esto es una profesión, esto no es una broma, seguir a Cristo es una profesión.  Hay dos cosas que caracterizan a un buen profesional: 1) conocimiento  y 2) ética.  La más cuestionable en este tiempo es la ética, porque todo el mundo quiere saber de Cristo, pero no todo el mundo maneja a Cristo con ética, no a Cristo, sino esta profesión el de ser hijo de Dios, no es una religión es una profesión. Cuando usted quiere ver un buen profesional busque sabiduría y ética en esa persona. Ética se llama seriedad, responsabilidad, sinceridad,  honestidad,  y todo eso se ha perdido en la profesión de ser cristiano.  Cuando tú guardas ética, no  críticas a nadie, ni murmuras, ni atacas, pero cuando tú no tienes ética siempre vas a estar haciendo cosas que no son de Dios; la ética te enseña a esperar tu tiempo y no meterte donde no debes, por eso Dios está clamando por un pueblo que madure, un pueblo que entre a Su presencia,  un pueblo que entienda que esto es una profesión.

 

La iglesia tiene que madurar para revestirnos de esa ética, la falta de esa ética es lo que más daño hace, y cuando nos acostumbramos a no tener ética, nos convertimos en algo común, no marcamos la diferencia.

 

Hebreos 14:15 dice:

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

 

Por eso tienes que salir del espíritu de lástima, porque esto lo  usa satanás  para hacerte codependiente de los demás y codependiente de ti mismo, pero tienes uno que pasó las mismas debilidades que tú pasaste más no pecó, y Él está a la diestra del Padre intercediendo por ti,  para que  te levantes, para que crezcas, para que te llenes y  puedas salir de donde tú estás.

 

No necesitamos de  nadie para entrar en Su presencia,  solamente la Sangre de Cristo y ésta lava nuestra conciencia.  Por eso ese elemento es tan importante en los hijos de Dios, bajo la revelación de lo que significa para que nosotros podamos crecer. Necesitamos conocer lo que significa  Su sangre,  porque dice  que por Su sangre nosotros tenemos derecho  a entrar al Lugar Santísimo.

 

Dice en Hebreos 10:20

Por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne.

 

Cristo me abrió el camino, por esto debemos  depender de Cristo, y si dependemos de Cristo estamos  halando a nuestros hijos, a nuestra generación, a todo el mundo. Deja de depender del hombre y empieza a depender de Cristo.  Mientras más dependas de Dios Padre y de  Jesucristo Su hijo a través del Espíritu Santo,  más madurez espiritual tú vas alcanzar.

 

Mateo 5:48

Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

 

Nunca vamos alcanzar la perfección,  pero si la excelencia.

 

Efesios 4: 13 dice:

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a  un varón perfecto a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

 

Jesús es nuestro modelo.

 

La madurez es necesaria para adquirir sabiduría y discernimiento.

 

Mira lo que dice: 1 Corintios 2: 6

Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.

 

¿Sabes cómo se llama esa madurez? Revelación.

 

Dice Hebreos 5: 14

Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tiene los sentidos  pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

 

Esto solo viene por la intimidad de Dios, es una de las armas más fuertes que nosotros tenemos para defendernos. Entendiendo todo esto es que nosotros tenemos que entrar a buscar una madurez espiritual, no conformarte, es una profesión y mucho somos bendecidos cuando entramos en esa profesión.  Cuando tú eres maduro espiritualmente,  siempre vas a conocer lo que es el bien y el mal,  por eso te va a dar Dios discernimiento, para que puedas conocer los falsos profetas que hay en las iglesias.

 

¿Cómo podemos conocer a un profeta?

 

Dice Deuteronomio 18:20

El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá.

 

Hay dos tipos de profetas: El falso profeta y el verdadero profeta.

1) Los falsos profetas: este se caracteriza por engañar fácilmente a los inconversos y difícilmente a los cristianos, ¿Cuáles son esos? Los clarividentes, los que leen las tasas, los brujos,  los que leen el horóscopo, esos engaña a los inconverso,  pero se le hace difícil a los conversos; otro es  el que convence a los inconversos y a los conversos que se saben la biblia, pero tiene algunos errores siendo conversos y  tú no lo descubre.

2) Otros profetas falsos son los que se caracterizan por engañar  fácilmente a los creyentes  y a los inconversos. Estos profetas están dentro de la iglesia y trabajan con sutiles mentiras y errores bíblicos,  por eso es difícil que un cristiano que no sea maduro lo pueda descubrir, porque usan la palabra, vienen a la oración, usan el nombre de Dios, alaban a Dios, adoran a Dios, pero en su corazón está el engaño;  se encargan de traer confusión,  dependencia y manipulaciones,  falsas expectativas y siempre que profetizan esperan ofrendas, porque siempre van detrás de dinero, ellos siempre dominan un grupo y lo llaman grupo oración.

 

Jeremías 23: 11

Porque tanto el profeta como el sacerdote son impíos; aun en mi casa hallé su maldad, dice Jehová.

 

Los falsos profetas  se hacen pasar por el nombre de Dios, están dentro de pueblo, de la gente, lo buscan para tener palabra de Dios, cuando usted es maduro nunca va a andar detrás de los profetas, Dios le pone los profetas delante de usted.  Una palabra mal dirigida puede distorsionar su llamado, su ministerio, te puede distorsionar una bendición que esté a punto de caer, por eso hay que tener cuidado con la gente que anda profetizando en la iglesia. Nosotros por naturaleza, por querer saber el futuro, confundimos la palabra profética y no somos más que agoreros buscando palabra de futuro y la palabra de futuro  ya Dios  te la dio en la palabra.

 

Los falsos profetas se caracterizan por:

1. Estos falsos profetas que están en las iglesias se auto titulan ellos mismos, se llaman por su necesidad y su deseo de corazón.

 

 Jeremías 14: 14

Me dijo entonces Jehová: Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan.  Por tanto, así ha dicho Jehová sobre los profetas que profetizan en mi nombre, los cuales yo no envié, y que dicen: Ni espada ni hambre habrá en esta tierra; con espada y con hambre serán consumidos esos profetas. Y el pueblo a quien profetizan será echado en las calles de Jerusalén por hambre y por espada, y no habrá quien los entierre a ellos, a sus mujeres, a sus hijos y a sus hijas; y sobre ellos derramaré su maldad.

 

2.  Estos profetas no se sujetan a nadie, andan de iglesia en iglesia donde ejercer su falso ministerio.

3.  Buscan agradar a la gente profetizando a dos manos hasta sin conocerte,  se te aparecen te dicen te profetizan ni saben quién tu eres y andan averiguando tu forma de vida y lo que estás pasando para venirte a profetizar.

4. Sus profecías no se cumplen. El apóstol Maldonado me dijo que si quería un profeta fino mirara la historia del cumplimiento de lo que ha hablado.

5. Esos falsos  profetas están copiando,  actúan por prebendas.

6. Dan malos frutos

 

¿Sabes cómo se reconoce un verdadero profeta? Cuando hay una autoridad sobre ti que reconoce tu ministerio, conoce tu llamado. Un profeta es una oficina,  un apóstol también es una oficina, y cuando un ministerio,  algo que es más grande reconoce esto,  te imparte como apóstol, como profeta,  por eso mientras más autoridad tenga el que te reconoció y te lo impartió más seguridad tienes  que es de Dios, y dice la palabra que por los frutos los reconoceréis. Un verdadero profeta es reconocido y enviado por uno más grande.

 

Un profeta, un pastor, un evangelista, un maestro nunca llegan serlo a la plenitud, es decir es un desarrollo; la pastora fue ungida como profeta,  esa es su oficina,  por el uso ella cada día va creciendo más, cuando Elías cogió a Eliseo, Eliseo no era ni la cuarta parte de lo que terminó siendo con la doble porción, porque todo es un crecimiento.

Monte de Dios

    Nombres y Apellidos del Padre (*):

    Nombres y Apellidos de la Madre (*):

    Nombres y Apellidos del Niño (*):

    Fecha de Nacimiento del Niño (*):

    Dirección de Residencia (*):

    E-mail de Contácto (*):

    Teléfono del Padre (*):

    Teléfono de la Madre (*):

    Teléfono de la Casa:

    ¿Asisten a la Iglesia?:
    SiNo

    ¿Hicieron la Escuela de Nuevos Creyentes?:
    SiNo

    captcha Escribe los carácteres de la imagen