La Verdadera Fe – Profeta Montserrat Bogaert

El sello de la iglesia apostólica es la Fe.

La iglesia apostólica es desafiante y hace las cosas que otros no se atreven hacer, porque camina en una fe diferente. En la iglesia pastoral nada sucede, y la iglesia debe marcar la  diferencia donde quiera que esté.

Jesús cuando entraba en un lugar era para dar testimonio, y lo mismo debemos de hacer nosotros, las cosas no pueden quedar igual.

Nuestra vida verdaderamente tiene que tener un cambio, el temor no debe de existir en nosotros, sino que debemos de aprender en quién confiamos y a quién le estamos creyendo.

Muchas personas se consumen en la iglesia porque no tienen fe en el sanador, en el proveedor, en el ayudador, en el sustentador; hay muchos que tienen todo el tiempo asistiendo a la iglesia, pero no viven ni manifiestan la fe en Dios.

Dios viene a darle un cambio a tu vida.

Hebreos 11.1

La Fe, es, pues, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Debemos de estar certero de lo que estamos esperando, es tiempo de ver las cosas como si ya las tuviéramos.

Tenemos que aprender a ver las cosas como Dios las ve, no podemos vivir ajenos al mundo espiritual.

Debemos que aprender a confiar y a tener fe, tenemos que escuchar la palabra, porque la fe entra por el oír la palabra. Cada vez que escuchamos la palabra, nuestra convicción debe de aumentar.

Tenemos que embarazarnos de la palabra para entonces estar lleno de fe, esto nos hará más fuertes, aun en medio de la crisis, de la circunstancia, porque nos mantendrá firme sobre la roca. Si tienes fe, no importará lo fuerte que sean los vientos, esta te mantendrá confiado.

Si eres una  persona de fe, nunca te desesperarás, sino que sabrás esperar en Dios. 

Un hombre de fe es aquel no se da por vencido, no sale corriendo en momento de crisis, sino que ejerce su sacerdocio. Un hombre de Fe da testimonio en todo tiempo y  se levanta en medio de cualquier circunstancia, es alguien que inyecta su fe a otros. Es positivo y nunca ve imposibilidades.

Nunca te unas a personas que no tienen fe, porque siempre querrán robarte la tuya; tenemos que relacionarnos con personas de  fe, para que nos lleven a otro nivel.

Aquellos que no tienen fe querrán opacar tu llamado en Dios. Una persona de fe sabe a dónde va, es alguien que rompe, es alguien transcendental.

No nos podemos morir por no tener fe, tenemos que hacer que las cosas cambien, no nos podemos quedar iguales.

La religión va en contra de la fe, el religioso vive de apariencia, porque en ellos no hay fe.

Levántate en fe, haz que las cosas cambien, no puedes seguir igual, no vivas de apariencia, busca una convicción en Dios. Nuestra Fe debe de estar apegada a Cristo Jesús, no en nadie más.

El evangelio es vivir en fe, es ver donde no hay, es ver lo imposibles, posible.

La iglesia debe de caminar adelante, aquellos que no caminan en fe, siempre estarán atrás.

Dios quiere ver un pueblo en fe, un pueblo que busque las soluciones en Él. Tenemos que tener hambre por ver a  Dios obrar en nuestra vida, Él nos ha llamado a estar encima y no debajo.

Estamos acostumbrados a ver y luego creer, pero Dios quiere que creamos y después veamos. Una persona de fe cree en la palabra de Dios, no se vence.

Por la fe vivirá el justo,  moverá montaña,  traerá el reino a la tierra, traerá lo invisible a lo visible. Cuando hay Fe no hay imposibilidades.

Tenemos que programar nuestra mente, comenzar a caminar como Jesús lo hacía; la fe hace que las puertas se abran delante de ti. La fe se vive cada día, es un estilo de vida. Es reprogramarnos. Tenemos que confesar lo que Dios dice.

Dios quiere que creas….. Que creas….. Que tengas fe.

Tienes que quitar la piedra de razonamiento de tu mente, para que puedas entrar a un nuevo nivel de fe. La fe se obtiene con experiencias vividas en Él.

Dios nos da una medida de fe, pero cuando lo pedimos más y demandamos más, Él nos da otro nivel.

No limites a Dios, piensa como Él. Levántate en Fe. No dudes…no es tiempo de dudar sino de Creer.

MensajeMonte de Dios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Nombres y Apellidos del Padre (*):

    Nombres y Apellidos de la Madre (*):

    Nombres y Apellidos del Niño (*):

    Fecha de Nacimiento del Niño (*):

    Dirección de Residencia (*):

    E-mail de Contácto (*):

    Teléfono del Padre (*):

    Teléfono de la Madre (*):

    Teléfono de la Casa:

    ¿Asisten a la Iglesia?:
    SiNo

    ¿Hicieron la Escuela de Nuevos Creyentes?:
    SiNo

    captcha Escribe los carácteres de la imagen