¿Por qué nos volvemos tan insensibles a la presencia de Dios?

Apóstol Miguel Bogaert

image

captcha Escribe las caracteres de la imagen