El cambio y la transformación son necesarios para poder recibir el vino nuevo

 

Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Lucas 5: 37

El cambio y la transformación son necesarios para poder recibir el vino nuevo. Una mente arraigada en el pasado no está preparada para recibirlo, porque de esta manera se perdería todo lo que Dios tiene para nosotros.

El odre viejo todo lo razona y no permite que lo sobrenatural se manifieste, impidiendo que el Espíritu Santo haga lo que tiene que hacer. Por eso, debemos tener nuestra mente abierta para pasar por los procesos de transformación. Los procesos duelen, y más cuando entendemos que tenemos que dejar muchas cosas para poder seguir la dirección del Espíritu.

Cuando somos cambiados empezamos a recibir del vino nuevo. Esto nos lleva a tener una manifestación poderosa en Su presencia y a romper con los paradigmas religiosos que nos tenían atados. Nuestra vida cambia totalmente, haciendo lo que no hacíamos antes y dándole libertad absoluta al Espíritu Santo para que se mueva libremente en todo.

Recibamos el nuevo vino que quiere llenarnos de esa unción poderosa para que conquistemos y arrebatemos todo lo que el enemigo nos ha quitado, pero primero habiendo arrancado todo lo viejo que estaba en nosotros.

Horario de Servicio

Nombres y Apellidos del Padre (*):

Nombres y Apellidos de la Madre (*):

Nombres y Apellidos del Niño (*):

Fecha de Nacimiento del Niño (*):

Dirección de Residencia (*):

E-mail de Contácto (*):

Teléfono del Padre (*):

Teléfono de la Madre (*):

Teléfono de la Casa:

¿Asisten a la Iglesia?:
SiNo

¿Hicieron la Escuela de Nuevos Creyentes?:
SiNo

captcha Escribe los carácteres de la imagen