Para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas y para quien nosotros existimos; y un Señor, Jesucristo. 1 Corintios 8: 6

El mundo nos ha enseñado a ser imitadores, pero se da el caso de que los modelos a seguir siempre nos inducen al mal y no al bien, afectando nuestra personalidad, al extremo que somos lo que el otro es.

Mas Dios nos hizo originales, porque cada uno fue escogido para un propósito. Él nos ha provisto de dones para que podamos desarrollarlos. Por eso es necesario que no nos distraigamos en lo que el otro tiene o cómo lo hace. Di a Dios que te muestre lo que tienes, y que te enseñe a usarlo. Pues ¿qué hacemos tratando de imitar la forma como lo hace el otro, si los llamados son diferentes? Pero en el caso de que fueran similares, Dios usa a cada persona de una manera especial.

No seamos imitadores y aprovechemos lo que Él ha dispuesto para nosotros, lo cual es único. Enfoquémonos en lo nuestro, porque hay mucho qué hacer, lo cual impactará la humanidad por la forma como Dios nos usa.

Y así como hay un solo Padre y un solo Hijo, tú eres especial entre los millones que hay en la tierra, quienes se parecen, pero jamás serán los mismos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Nombres y Apellidos del Padre (*):

    Nombres y Apellidos de la Madre (*):

    Nombres y Apellidos del Niño (*):

    Fecha de Nacimiento del Niño (*):

    Dirección de Residencia (*):

    E-mail de Contácto (*):

    Teléfono del Padre (*):

    Teléfono de la Madre (*):

    Teléfono de la Casa:

    ¿Asisten a la Iglesia?:
    SiNo

    ¿Hicieron la Escuela de Nuevos Creyentes?:
    SiNo

    captcha Escribe los carácteres de la imagen