No tiene precio el servir al Cielo

Si alguno me sirve, mi Padre lo honrará. Juan 12: 26

Siempre debemos tener un corazón dispuesto para trabajar para el Señor. Si entendiéramos lo que significa esto, nunca dejaríamos de hacerlo. Pero nuestra posición todo el tiempo es de necesidad; siempre estamos buscando y nunca hay tiempo para nosotros hacer.
Trabajar para Él nos enaltece, no importa dónde y lo que es; basta solamente con hacerlo. Él mira el amor y la pasión con que lo hacemos, y la entrega para darle la excelencia.
No busquemos sobresalir opacando a los demás, sino hacerlo para honrarlo con un corazón humilde y una actitud de siervo, sabiendo que es para nuestro Señor. Entrégate por completo en todo lo que hagas y sin esperar el reconocimiento de los demás, porque no tiene precio el servir a Dios aquí en la tierra, ya que nuestra recompensa viene de Él.

Horario de Servicio

    Nombres y Apellidos del Padre (*):

    Nombres y Apellidos de la Madre (*):

    Nombres y Apellidos del Niño (*):

    Fecha de Nacimiento del Niño (*):

    Dirección de Residencia (*):

    E-mail de Contácto (*):

    Teléfono del Padre (*):

    Teléfono de la Madre (*):

    Teléfono de la Casa:

    ¿Asisten a la Iglesia?:
    SiNo

    ¿Hicieron la Escuela de Nuevos Creyentes?:
    SiNo

    captcha Escribe los carácteres de la imagen