Dios abre mis ojos

Dios abre mis ojos

Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela

Debes dejar de caminar en lo natural y moverte en el espíritu, fomentando pensamientos positivos, y todo se te abrirá

 

”Dios abre mis ojos.  Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela”

 

Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán”. Hechos 2: 16-18

Hechos 2:1 dice:

“Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos”.

 

Versículos 16-18 : “Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán”.

 

Esta Palabra es para este tiempo; Dios está levantando un pueblo que profetice. Esta Palabra significa uno que es llamado; ver algo, lo que burbujea dentro de ti que quiere salir por tu boca. Es cuando dices yo no sé qué viene, pero es algo grande que quiere salir.

 

Dios les abrió los ojos a 120 hombres que estaban en el aposento alto. Diga conmigo: Dios, te quiero percibir, quiero ver lo que estás haciendo. Él hace tiempo que está haciendo grandes cosas pero te has desenfocado, estás mirando con los ojos naturales, y no es así que verás a Dios, es con tu espíritu. Estamos mirando más las cosas naturales que las espirituales. Grandes cosas está haciendo Dios con tu familia, grandes cosas está haciendo con tu negocio, ministerio, con tu vida, no sabes cuántas veces Dios te ha librado del mal. Muchos le piden a Dios cosas naturales, y Él te llama a andar en lo sobrenatural, y para esto necesitas tener los ojos del espíritu abiertos. Jesús tenía 12 personas que no cambiaban, luego tuvo 120 hombres que lo vieron hacer milagros y maravillas, lo vieron ascender, y miraban hacia arriba, y Él les dijo: ¿qué buscan? Se cansaron de buscar, pero cuando descansaron se fue el temor, todo lo que le gustaba, abrieron los ojos  espirituales.

 

Juntos y unánimes significa juntos y en un mismo espíritu. Dios está buscando cánticos sobrenaturales porque él ya fue naturaleza y pasó a ser sobrenatural.

 

No sientes a Dios, pero pídele que abra tus ojos para que te llegue el “de repente”, porque así llegó Él; pasas años, meses orando por lo mismo pero al introducirte en lo sobrenatural Dios te responde, primero debes verlo tú en tu interior, como si estuviese hecho, entonces le pides y ni sabes qué estás pidiendo, debes soñar con tus ojos espirituales, y Él mirará en tu interior, a Dios no le gusta que le clames con tu mente, sino con tu corazón, cuando pides con tu mente lo haces sólo para ti. No lo recibes porque tienes un obstáculo en tu mente, la cual está distraída, se desespera, se desenfoca, tu manera de pensar detiene la bendición de Dios. Todo lo que mantienes delante de tus ojos te afectará, pero si miras con los ojos espirituales lo que esa persona es en el espíritu va a ser de bendición para ti.

 

Si fomentas derrota, eso tendrás, tu mente te llevará a esa condición. En este tiempo estamos dormidos mirando televisión, mirando las cosas de este mundo, distraídos en los negocios, entretenidos.

 

Levántate y pídele a Dios que abra tus ojos, porque deseas sentirlo. A partir de ahí se levanta lo profético, y declaras y estableces. Él quiere hacerlo, y que recibas lo que tiene para ti. En vez de profetizar que estás enfermo y sin dinero declara que estás sano y prosperado. Tienes que embarazarte, pero muchos se han embarazo en falsedad. Muchos estamos embarazados de proyectos y necesidades que están en la mente y no en el corazón, si lo tienes en el espíritu, se conectará contigo.

 

Piensa en grande, en incremento, abundancia, cambia la mente de mediocre, piensa en grande. Debes dejar de caminar en lo natural y moverte en el espíritu, fomentando pensamientos positivos, y todo se te abrirá, los pensamientos negativos te inducen a lo negativo. Pide mejores ideas, que Él te use en milagros y cosas grandes. A Dios no le agradan las personas mediocres.

 

Antes de lograr un cambio en tu manera de vivir, tienes que cambiar tu manera de pensar. Tu forma de vida cambiará cuando entiendas que eres hijo de Dios, y caminarás diferente, hablarás diferente, tendrás celo de lo que antes no tenías, amarás el poder de Dios, porque cambiarás tu forma de pensar primero. Si piensas en lo que tienes en lo natural te vas a quedar igual. Tienes que hacerte íntimo del Espíritu Santo que mora dentro de ti. Tienes que ver lo que anhelas en tu vida realizado, que te llegue ese “de repente”.

 

No es lo que le pidas, lo que hables, lo que pienses, es lo que Él quiere, el cual desea que estés a la expectativa, en aumento. No esperes lo peor, lo negativo, lo imposible; no hables con los sentidos naturales, habla y decreta lo que sientas en el espíritu, no te cohíbas, y aunque lo que sueltes en el espíritu sea para otro locura, no te cohíbas.

 

Cuando profetizas y declaras  tu expectativa crece, si no tienes una buena expectativa, te atrapa la mediocridad. A Él le interesa que cambies, quizás quiere que cambies de ambiente, quizás te reúnes con personas que no tienen fe, personas chismosas que te arrastran al chisme, que no te dan beneficio espiritual; cuando te reúnes con personas de fe, te van a dar fe, personas entusiastas, te van a entusiasmar, personas de abundancia,  vas a tener abundancia, puede ser que Dios esté pensando que tienes que cambiar de ambiente, que tienes que dejar aunque lo ames al que tienes a tu lado, tienes que decirle: Lo siento, no puedo seguir contigo porque me estás restando, porque estoy picando como las gallinas, y quiero volar como las águilas. Puede ser que Dios desee que cambies de ambiente para que tengas una mejor expectativa. Muchos estamos picoteando en la tierra como gallina en vez de estar volando como las águilas.

 

No importa en qué lugar vivas, el ambiente lo tienes que hacer tú, puedes estar rodeado de tinieblas, pero cuando eres luz, se ilumina todo lo que está a tu alrededor, porque ahí vive un hijo de Dios, y el que te visite dirá qué paz y amor hay en este lugar, porque lo que tiene que cambiar es tu forma de pensar. Pídele porque dice su Palabra que todo lo que pidas en mi nombre será dado, El que pide se le da, el que toca se le abre. Dale la oportunidad a Dios.

 

Dile: Señor, abre mis ojos, déjame ver lo que estás haciendo conmigo, déjame sentir lo que me estás dando, oír lo que me estás diciendo, y  cambio mi forma de pensar. Si te relacionas con hombres de fe, tendrás fe, si te relacionas con hombres de victoria, tendrás victoria, si te relacionas con hombres entusiastas, serás entusiastas, quiero levantarte tus expectativas, empieza a verlo proféticamente; a los profetas se les llamaba videntes porque veían, Dios está buscando un pueblo profético que miren lo que quieren tener.

 

Empieza a abrir tus ojos en el espíritu, abre tus ojos, y Dios te dará. Míralo, míralo, porque cuando lo miras en el espíritu es como si lo tuvieras, y cuando lo tienes dentro, se une allá arriba, y Dios te dice te mereces eso y cosas más grandes porque has cambiado tu forma de pensar, como no te vas a vanagloriar, como me has entregado tu corazón, como lo has dejado todo…Hoy te lo envío.

 

Cuando miras con los ojos del espíritu, cuando lo plasmas en tu espíritu, cuando miras con los ojos de la fe, cuando aumentas tus expectativas, te conviertes en un vidente, y los videntes oían la voz de Dios, la hacían suya, soltaban la Palabra.  Todo lo que salga por tu boca, es un decreto delante del diablo.

 

La victoria es real, es nuestra; la mediocridad, necesidad, la falta de cosas no te pueden consumir, tú eres la victoria más grande que ha tenido Dios, Él te hizo a Su imagen y semejanza, eres un eco de victoria.

 

Dile al Señor: Abre mis ojos, quiero ver tu gloria, quiero ver lo que estás haciendo, quiero llenarme de una expectativa, saca lo que tengo dentro; yo profetizo y decreto bendiciones, cosas grandes, porque mi Dios es grande. Yo te pido que abra mis ojos porque necesito ver lo que estás haciendo conmigo, necesito ver lo que me estás hablando y lo que me estás dando a sentir.

Monte de Dios

Tipo de Testimonio(*):

FinancieroSanidad FisicaCreativoLiberaciónCasa de PazOtro

captcha Escribe las caracteres de la imagen