Sé Sabio en las Tentaciones

Sé Sabio en las Tentaciones

Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela

Cuando usted es tentado, necesita pedir sabiduría y muchos de nosotros no la pedimos, dejándonos llevar por el sentido común y por esto pasamos tantos problemas. Para ser sabio en medio de las tentaciones, lo primero es entender qué significa la palabra tentación, y en término general es el incentivo para hacer algo malo y a la vez saber si eres aprobado.

 

Mateo 4:1-3 dice:

“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.  Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.  Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan”.

El diablo es el tentador.

 

1 Tesalonicenses 3:5:

 Por lo cual también yo, no pudiendo soportar más, envié para informarme de vuestra fe, no sea que os hubiese tentado el tentador, y que nuestro trabajo resultase en vano”.

 

Pablo envió gente hacia los Tesalonicenses para comprobar que ellos no estuviesen siendo tentados por el tentador; uno de los compromisos que tiene el tentador hacia nosotros es sacarnos del centro de nuestra fe y satanás empezó a hacerlo con Eva, esta es su estrategia para esclavizarnos, y le ha dado resultado porque va acorde a la caída de la naturaleza del hombre. El caldo de cultivo donde crece la tentación, su base es la caída del hombre y el pecado original.

 

La tentación del diablo en nosotros va a tener un mayor auge cuando entra a nuestro ser conectada de nuestra alma, la tentación va a crecer mucho más rápido conforme nosotros estemos en nuestra vida pecaminosa.

 

Parte de la tentación es sacarnos del centro de la fe porque cuando no tienes fe te haces más débil y te haces inestable espiritualmente, cuando entra la tentación en ti, esta va a crecer automáticamente conforme a la iniquidad que tengas.

 

El crecimiento en la fe es obligatorio. Tenemos que venir a la Iglesia y llenarnos de fe. Todo es fácil en una isla donde todo el mundo es santo y cristiano, el problema está cuando tenemos que salir al mundo y demostrar que somos diferentes.

 

Jesús fue el único tentado en todo, más en Él no se encontró pecado. Con esto vemos que la tentación no es un pecado.

 

Hebreos 4:15-16 dice:

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”.

 

El oportuno socorro es cuando estás a la puerta de la tentación y clamas el nombre de Jesucristo, el oportuno socorro es porque Él te ha comprado a precio de sangre.

 

La Palabra establece que Dios no puede ser tentado por el mal. Santiago 1:13 dice:  Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie”. Dios no te tienta pero sí permite que seas tentado y cuando Él lo permite, Él no está detrás de hacerte daño, Él está procurando enseñarte que tú puedes ser aprobado para ser digno de Su reino.

 

Conforme sea tu tentación y la persistencia de esa tentación, así es tu pecado en esa área, si tu tentación es continua en una misma área, es ahí donde necesitas ser sabio porque es ahí donde el diablo tiene control de tu vida.

 

La tentación es el principio del nudo donde Satanás te va a esclavizar, tienes que ser agresivo y radical con tu mente. Toda tentación va a ser subida en tu mente y en los pensamientos, aquí radica el principio del nudo que te va a esclavizar para llevarte poco a poco al pecado, y es el pecado que te lleva a la muerte espiritual. En ocasiones la muerte espiritual será peor que la muerte natural, sobre todo cuando ya has conocido al que da la vida. La Palabra dice: “Ay de aquel que me conoció y volvió para atrás!”

 

Lo que más le agrada a Dios es ver en sus hijos una actitud e intención de lucha en contra de la tentación y el pecado, esto es lo que más toca Su corazón. Más cuando Dios ve a sus hijos, siendo tentados y a la vez, añorando y deseando esos pensamientos, esto le es desagradable. Dios en Su omnisciencia, conociendo nuestros pensamientos y nuestro corazón, ve tu actitud de querer ser radical y Él está viendo que no puedes, aquí Su Palabra te bendice y te dice que Él no te va a poner una carga mayor a la que puedas soportar.

 

Dios te va a bendecir y a ayudar siempre y cuando vea que tienes una actitud, un coraje y una decisión de luchar y pelear, si esta no es tu actitud, Él va a continuar permitiendo esa tentación sobre tu vida hasta que por ti mismo, mueras espiritualmente.

 

Con los pensamientos tenemos que ser radicales; Satanás sólo necesitó un pensamiento para tentar a Eva. Tenemos que ser sabios en la tentación porque el que nos tienta es astuto! Nuestra lucha no es contra carne ni sangre, estás peleando contra un astuto. La serpiente fue astuta. Cuando ves que viene la tentación, corta la conversación y aléjate, cuando te vengan los pensamientos, córtalos y ora.

 

Nuestra vida está basada en pensamientos y no hay algo más peligroso que cuando el diablo encuentra pensamientos ociosos y pasivos en nosotros. Por nuestra boca debe salir alabanza y adoración las 24 horas para que nuestra mente no esté ociosa.

 

Toda tentación es el principio de una rebelión. Para toda tentación, la base es el pensamiento y la imaginación: Deseo, intención, convencimiento y pecado. Lo que te da el convencimiento es lo que tú te imaginas. Cuando entras en la tentación y llegas a la imaginación es cuando tu pensamiento y tu voluntad se empiezan a obnubilar, y esto no es más que cuando comienzas a no ver las cosas claras y vas cayendo al precipicio porque tu voluntad cede y caes en el pecado.

 

Tu pecado activa el pensamiento para la tentación y cosas que antes no habías visto, de un momento a otro, las ´ves´ y caes. La Palabra dice que Eva vio que era agradable a los ojos y codiciable para alcanzar sabiduría. Toda base para la tentación es una mentira.

 

Muchas relaciones matrimoniales no alcanzan la plenitud porque el enemigo se encarga de que de sus recuerdos salgan los ataques más grandes de tentación; el enemigo sabe que con tu pasado, él desajusta tu presente, el presente de ese nuevo hombre que Dios está queriendo y está tratando de poner en tu vida.

 

El pasado se convierte en una olla caliente de tentaciones y empiezan a comparar lo que tienen con lo que Dios está tratando de darles sin tener una relación íntima con Él, y prejuician a Dios porque el pasado les tiene la mente esclavizada.

 

Debemos ser radicales para no tener una mente pasiva y buscar algo que hacer para darle a Dios todos los días: alabarle, adorarle, orar sin cesar, la oración es tu escudo, y dar gracias en todo, todo esto te lleva a tener una actividad tan grande en tu mente que te va a llevar a ser radical y le vas a decir a los recuerdos y a los pensamientos que no.

 

La tentación puede venir de parte de Dios para que reconozcas tu concupiscencia y decidas no albergar esos pensamientos. Tienes que ser sabio y reconocer tu debilidad. Las tentaciones siempre vendrán conforme a tu debilidad, por problemas ancestrales latentes en tu alma que en su momento empezarán a manifestarse cuando encuentren la atmósfera y el ambiente que se conecta a esa debilidad. Dependiendo de la atmósfera donde te muevas, se puede desatar una tentación ambiental.

 

El cristiano siempre va a tener tentación de algo del mundo. Cuando el cristiano sale del mundo debe tener cuidado de no volver a esa atmósfera y ambiente pasados porque eso te arrastra de regreso y te saca de la presencia de Dios.

 

Cuando vas a los mismos sitios de antes con la misma intención y con la misma mente, esto va a debilitar tu fe. Puedes ir a estos lugares, pero con una mente, intención y compañía diferentes, porque si uno mató a mil, dos mataron diez mil tentaciones! Ustedes pueden hacer una atmósfera y un ambiente sobre otra atmósfera aun más poderosa.

 

El punto no es dejar de salir y ser ermitaño, lo importante está en saber quién tú eres, con quién estás y con quién andas. Las malas influencias siempre te van a llevar a un estado donde vas a comparar lo que tienes. Si procuramos ser sabios, debemos empezar dejando esas amistades que deciden no seguir a Cristo. A usted le toca orar por ellos, porque tarde o temprano ellos te van a sacar del centro de tu fe.

 

Jesús se sentó junto a prostitutas, republicanos, religiosos y ladrones, pero a todos ellos los convertía. Hay que estar bien agradecido y seguro cuando tú amas para no dejarlo todo y volver al mundo. Hay personas que van al pozo de la tentación, no son sabios y beben de ella.

 

Cuando Elías le tiró el manto a Eliseo, la Palabra dice que Eliseo fue y quemó la yunta de bueyes, los sacrificó y se fue del pueblo. Hay gente siendo tentada de una manera compulsiva porque quemaron la yunta pero todavía tienen bueyes vivos. Donde hay holocausto de bueyes, sube humo agradable a Dios. En esto Dios se goza, dale honra a Él.

MensajeMonte de Dios

Tipo de Testimonio(*):

FinancieroSanidad FisicaCreativoLiberaciónCasa de PazOtro

captcha Escribe las caracteres de la imagen