Dios anhela tu madurez. 2da. parte

Dios anhela tu madurez. 2da. Parte

Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela
No hay crecimiento sin cambio, y no hay cambio sin dolor, y no hay dolor si no hay pérdida. Para tú crecer algo tiene que cambiar en ti y para que algo cambie en ti, obligatoriamente algo te tiene que doler.

“Dios anhela tu madurez. 2da. parte”

 

Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado. Santiago 4:17

Santiago 4:17 dice:

Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.

El infantilismo espiritual es pecado, y esto tienes que reconocerlo y  trabajarlo día a día. Cuando dice en Santiago que el que sabe hacer lo bueno y no lo hace  es un pecado, nos está hablando a cada uno de nosotros ¿y sabes por qué es un pecado? Porque Dios es tu fuente,  porque Él sabe lo que puso sobre tu vida y  puedes dar más de lo que estás dando; Dios tiene una expectativa más grande de nosotros que la que nosotros tenemos de Él.

 

La capacidad de transferir es importante también, porque según tú vas creciendo  y vas madurando espiritualmente obligatoriamente te conviertes en un ente que va transferir lo que tienes; por eso cuando usted ve que una iglesia es inmadura, que lo que están tomando es lechita,  no crece,  porque conforme  creces espiritualmente  te transfieres en otro  y este va entrando en otro nivel  y lo llevas a crecer espiritualmente. Por eso todo el que está creciendo espiritualmente no se puede quedar callado, siempre va a dar de lo que tiene y siempre va sembrar más  en los demás, porque es una ley de Dios, por eso Jesús en los tres años y medio con  los apóstoles se invirtió todo el tiempo para que ellos también se invirtieran; por haberse ellos invertidos es que estamos nosotros hoy aquí.

 

Los cristianos cuando dejan de aprender se estancan, y  dice la palabra que Pablo decía que esto es una profesión; si un médico dejó de leer medicina y dejó de leer los avances,  automáticamente esta se estanca y se muere; lo mismo pasa con nosotros porque Dios es un Dios de renovación, todo el tiempo está haciendo cosas nuevas, por eso usted no se puede quedar con lo que sabía del pasado sino que tienes que quedarte con la revelación que está en el presente.

 

No hay crecimiento sin cambio,  y no hay cambio sin dolor,  y no hay dolor si no hay pérdida. Para tú crecer algo tiene que cambiar en ti y para que algo cambie en ti, obligatoriamente algo te tiene que doler.

 

El que está en los caminos de Dios tiene que entender que va llegar un momento que va empezar a tener niveles de enfrentamiento consigo mismo, porque Dios tarde o temprano te va a tener que enfrentar para que te des cuenta lo que le ha puesto en ti.  Dios no te enfrenta para que tú veas de lo que eres capaz, Dios te enfrenta para que veas quién es el que está contigo.

 

Estos son síntomas de la inmadurez espiritual:

• La madurez te hace sensible al bien y al mal, mientras más inmaduro espiritual  eres, menos acceso  tienes a esa sensibilidad de saber cuál es el bien o el mal que decido o que no decido.  Tenemos que crecer,  tu dependencia es con Dios no con los demás, las actitudes de tus decisiones van a decir tu madurez espiritual.

 

• Un cristiano maduro comparte fe, esperanza, coraje, persistencia;  un cristiano inmaduro comparte conflictos, derrotas, negatividad, conformismo, pecado, división  indecisiones, ellos son así, traen conflicto, chisme, envidia, celos.

• La unidad es de madurez, la división es de inmadurez.

• El aprender y no enseñar es de inmaduros, pero el que aprende y enseña es de maduro.

• El maduro busca crecer y tiene retos espirituales; el inmaduro se entretiene.

• La madurez tiene fe y confianza; la inmadurez tiene apatía y temor.

• El maduro es cuidadoso y observador; el inmaduro siempre tiene un esfuerzo mediocre.

• En el maduro sus experiencias y sentimientos siempre están evaluados por la palabra, en el inmaduro está evaluado por las circunstancias.

 

Dice en  Isaías 33:15

El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala;  éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras.  Tus ojos verán al Rey en su hermosura; verán la tierra que está lejos.

 

La gente madura espiritualmente mira con los ojos de Dios y escucha con los oídos de Dios.

 

Apocalipsis 3:15 dice:

Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente!  Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.  Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.  Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.  Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.  He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.  Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

 

¿En dónde te vas a sentar? No te puedes sentar en el trono porque lo vas a llenar de leche, al trono de Dios no se llega con biberón, al trono de Dios se llega con sacrificio, madurez espiritual, con cambio de actitud, de carácter; ¿Sabes dónde está el problema? Que nosotros como hijo de Dios no tenemos bien claro lo que significa  la vida eterna y sentarnos en el trono de Dios, el esfuerzo que nosotros hacemos de ser cambiados y trasformados para estar en el orden de Dios, tiene que venir con una recompensa obligatoriamente,  lo que pasa que no tenemos la revelación de que nosotros seremos salvos y que estaremos en el  trono con Dios, por eso no nos sacrificamos, por eso no nos esforzamos en crecer.

 

Uno de los problemas de que su pueblo no cambie y entre verdaderamente en la búsqueda de Dios a una madurez y un crecimiento espiritual, es que no tenemos la realidad de que verdaderamente nosotros estamos luchando por una salvación, y déjame decirte,  de donde tú saliste ahí vas a volver, pero va depender de ti;  por eso dice en Apocalipsis que vamos a estar a Su lado en el trono, pero tienes que tener la revelación de creerlo.

 

Lucas 18: 9 -14 dice:

A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola: Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.  El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;  ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.  Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciend Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

 

Las actitudes de los religiosos no le agradan a Dios, Jesús enfrentó a esos hombres muy religiosos, celosos de la ley, de la tradición,  confiaban en sí mismos y crecían juntos, pero eran menospreciados por la religión; los fariseos todo lo hacían en público para que los viesen , por eso dice en  1 Samuel 16:7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer , ni  lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos , Pero Jehová mira el corazón  . Eso fue cuando fueron a buscar a David y el profeta Samuel estaba en la carne,  por eso fue y buscó al más grande, al más buenmozo, y Dios le dijo ese no es, yo no miro lo que mira el hombre, yo miro su corazón.

 

Algunos tips para reconocer  el espíritu de religiosidad:

1. Lo que nunca reconocen sus errores, discuten, son hostinados, pase lo que pase no le importa, en todo tratan de reconocer la razón de Dios  para decir que son buenos y que la culpa no es mía siempre es del otro.

2. Se caracterizan porque continuamente ven los errores y las faltas de los demás, son muy críticos, pero no miran los errores de ellos.

3. Son los que creen que son mejores en su propia opinión y sobre todo siempre juzgan a los demás porque lo ven menor.

4. Siempre están mirando la paja en el ojo ajeno pero no ven la viga en el ojo de ellos

5. Siempre piensa que el mundo entero le falla, nadie lo entiende, nadie  comprende por lo que están pasando, nadie le echa una mano y siempre lo dejan solo.

6. Los que se sienten privilegiados por encima de otros delante de Dios, buscan los privilegios antes de buscar una actitud de humildad.

7. Los que pierden la presencia de Dios en el camino y todo se vuelve rutinario, religioso y pierde la pasión.

8. Un religioso ora, canta, levanta la mano, llora, pero el corazón sigue endurecido y no cambia.

9. Los que no le rinden su voluntad a Dios, mucha palabra y poco fruto. Siempre se van a disfrazar de víctima.

10. Son los que demandan recibir reconocimiento en todo momento.

11. Un religioso tiene espíritu de crítica y juzga el mover de Dios, critica los servicios largos. Es uno que antepone el tiempo ante la unción que hay en el momento.

12. Son los que viven un estilo de vida denominado por la apariencia. Dice Mateo 23:13 Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que está entrando.

 

El Dios que yo te predico no se queda con nada tuyo, tú le das tu tiempo a Dios y el te devuelve cosas grandes, todo lo que tú le das a Dios te lo va devolver multiplicado. Si tú le das a Dios tiempo de aprender la palabra, te lo va devolver con revelación; si tú le das esfuerzo y sacrificio para crecer espiritualmente, te va a dar cosas sobrenaturales.  Dios no se queda con nada, la inversión que  hagas Él te la asegura para ti y tus generaciones.

Monte de Dios

Tipo de Testimonio(*):

FinancieroSanidad FisicaCreativoLiberaciónCasa de PazOtro

captcha Escribe las caracteres de la imagen