El poder de tu voluntad. 4ta. parte

El poder de tu voluntad. 4ta parte

Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela

Todos los problemas del hombre son por no tener control de su voluntad, por no tener una voluntad definida, por eso necesitamos la relación con Dios, porque esa relación es lo que va a unir ambas voluntades.

 

“El poder de tu voluntad. 4ta. parte”

 

Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre. Mateo 12:50

 

Hay una voluntad de Dios que es santa y perfecta,  y hay una voluntad de satanás que es contaminante y contaminada, ambas se están peleando en el mundo espiritual para tener el control de tu voluntad.

Los religiosos nunca hacen la voluntad de Dios,  porque se basan en rutinas, doctrinas, hábitos costumbres, cultura, y eso no te da relación,  pero cuando unes tu voluntad con la de Dios  y mantienes una relación íntima con Él,  ambas voluntades se van acoplando y empieza a nacer el conocimiento y el entendimiento de Dios.

 

Por eso es importante que nosotros nos relacionemos con Dios  íntimamente,  que cada día conozcamos más de Él,  que cada día leamos más Su palabra, que tengamos más experiencias personales con Dios, porque esa relación es la que va hacer que nuestra voluntad se una a la voluntad de Él.

 

Todos los problemas del hombre son por no tener control de su voluntad, por no tener una voluntad definida, por eso necesitamos la relación con Dios, porque esa relación es lo que va  a unir ambas voluntades.  Si tú no tienes control de tu voluntad  todo lo que hagas va ser en contra de lo que Dios dice,  pero si tu voluntad está tomada por Dios, que es una voluntad divina, harás lo que Él dice que hagas.

 

La voluntad renovada  por la obediencia es más importante que cualquier  otra área del alma.  La salvación es liberar al hombre de su voluntad, por eso no hay salvación mientras tú tengas control de tu voluntad.  Cuando  le entregas tu voluntad a Dios es que empiezas a caminar en la salvación; la voluntad personifica la  actitud, la intención y condición autentica del hombre, es decir,  como sea tu voluntad así estás identificado auténticamente de lo que tú eres.

 

La voluntad es el órgano que te va dar a ti  el derecho a tomar decisiones, esto quiere decir que hasta que tu voluntad no esté unida a la voluntad de Dios, todos tus dones y talentos serán superficiales. Dios no mira la naturaleza de lo que tú haces,  Él siempre va mirar el principio de cómo empezó esa intención,  en otras palabras,  tú le puedes servir a Dios, y Él no mira la naturaleza de tu servicio, Él va a mirar el principio donde se originó el tú servirle, si lo haces porque quieres o porque Él te dijo que sirvieras.

 

Cuando se te hace dificil unirte a la voluntad de Dios, Él utilizará algunos métodos que te llevarán a situaciones que tendrás que entender que Dios desea que hagas Su voluntad.

 

Muchas personas creemos que somos obedientes a Dios porque solamente sometemos nuestra voluntad, y déjame decirte,  tu voluntad está por encima de tu obediencia, no todo el que obedece lo hace realmente, por ejemplo: le puedo decir a alguien, “siéntate” y se sienta, pero en su pensamiento sigue parado, y quizás lo ves sentado y digas que es obediente, pero en su interior sigue de pie,  y lo mismo pasa con las cosas de Dios, Su palabra dice que no forniques, y no lo haces, pero sí lo piensas,  y yo te pregunto ¿estás siendo obediente? No, ¿y por qué no eres obediente? Porque dice Su palabra que con tus  pensamiento pecas, el problema no es que lo hagas, el problema es que lo desees, por eso es que no todo el mundo es obediente.  Por eso el problema está en nuestra voluntad, que es la que nos hace cometer los pecados.  Es necesario que tu voluntad se una a la voluntad de Dios porque esto se hace ser radical y  no serás  permisible al pecado.

 

Dios tenía un propósito con Moisés, por eso lo entró en una escuela por 40 años en el desierto,  esto hizo que doblegara su voluntad para entrar en la voluntad de Dios; por esto, cuando Dios lo llamó al monte  era porque ya Moisés tenía la voluntad doblegada, y le dijo: quítate las sandalias, porque donde estás es tierra santa;  cuando Moisés entregó su yo, su voluntad, entonces Dios lo usó y lo envió  como libertador de Su pueblo;  y Moisés le dijo: ¿Quién les voy a decir que me envió?  Y Dios le dijo:  diles que te envió YO SOY;  sabes por qué le dijo Dios a Moisés dile a mi pueblo que te envió el YO SOY,  porque cuando le entregas tu voluntad a Dios, cuando entregas tu Yo, es Dios trabajando a través de ti, haciendo  lo que tiene que hacer. ¿Sabes cuál es la enseñanza de esto? que cuando  le entregas tu voluntad a Dios y haces Su voluntad, esto va a sensibilizar todo tu espíritu y Dios empezará  a trabajar en ti  para bendecir a otros.

 

Hasta que tú no reconozcas que Dios es tu fuente, tu creador, que solo dependes de Él y que tu voluntad es la suya, no entrarás a la salvación, solamente por la puerta estrecha entrarán los que han rendido su voluntad.

 

Cuando tu voluntad está unida a la voluntad de Dios y mueres a tu yo eres el hombre más sabio de la tierra,  porque por fin encontraste por qué morir, Pablo dijo: el morir para mi es ganancia. Cuando el hombre entrega su voluntad a Dios cada día y entrega su yo, no teme morir,  porque sabe a dónde irá,  por eso los mártires de aquel tiempo nunca salieron corriendo,  hubo un Pedro, un Esteban, un Pablo que no huyeron y  aceptaron su muerte, porque murieron a su yo y ya era Cristo que vivía en ellos.

 

Dice en el Salmos 42 :1

Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti , oh Dios , el alma mía.

 

Cuando tú le entregas toda tu voluntad, tu yo,  para ti no hay otra cosa más que Dios.

Monte de Dios

    Nombres y Apellidos del Padre (*):

    Nombres y Apellidos de la Madre (*):

    Nombres y Apellidos del Niño (*):

    Fecha de Nacimiento del Niño (*):

    Dirección de Residencia (*):

    E-mail de Contácto (*):

    Teléfono del Padre (*):

    Teléfono de la Madre (*):

    Teléfono de la Casa:

    ¿Asisten a la Iglesia?:
    SiNo

    ¿Hicieron la Escuela de Nuevos Creyentes?:
    SiNo

    captcha Escribe los carácteres de la imagen