La fe te hace ser fiel

La fe te hace ser fiel

Mensaje del Apóstol Dr. Miguel Bogaert Portela

Entrar en una fe eterna te da apertura para buscar lo que hay en la eternidad. Cuando consigues la revelación de lo eterno y lo traes del cielo a la tierra, es cuando cambia tu sistema de vida.

 

“La fe te hace ser fiel”

 

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreo 11:6

 

El saber es un privilegio y el entender es una bendición.

Este es un tiempo en la que la iglesia del Señor Jesucristo tiene que prepararse para una reforma, entendiendo que nosotros no podemos seguir con el mismo estilo de vida, con la misma comodidad que vivimos porque nuestro concepto es demasiado humano para poder entender a Dios,  para entender Sus cosas, y lo más importante  no es decir que yo conozco a Dios, sino que es decir Yo conozco y entiendo a Dios.

 

La iglesia tradicional nos ha enseñado a  entender  a un Dios con nuestro propio conocimiento, con nuestro propio entendimiento, pero verdaderamente no nos han dado el conocimiento y el entendimiento de lo que es Dios,  y por eso a mucho de nosotros se nos hace tan difícil entrar en esa dimensión para recibir la bendiciones que Él tiene para nosotros.

 

Este concepto nos lleva a no entender y a no valorar lo siguiente:

1) Los atributos de Dios. Dios está lleno de atributos, por ejemplo, cuando decimos que Dios es omnisciente eso quiere decir que Dios todo lo sabe, eso es un atributo; cuando decimos que Dios es omnipotente significa que Él es poderoso en todo, eso es un atributo; cuando dice que Dios es un Dios de paciencia,  de misericordia,  eso es un atributo, entonces cuando nosotros no conocemos ni entendemos a Dios es porque no sabemos cuáles son Sus atributos  y por esta razón no sacamos beneficio para ser bendecidos.

2) Tratar de entender a Dios con nuestro concepto.  Este concepto humano sobre Dios no nos permite saborear los beneficios de la fe en Él.

 

Uno de los mejores beneficios que nosotros tenemos es entender cuál es la fe en  Dios, ya que los mayores beneficios que recibimos de Dios es a través de la fe, en otras palabras,  la moneda del reino para con Dios se llama la fe.  Dice la palabra: sin fe es imposible gradar a Dios, ahora bien, ¿cuál es el concepto humano que tenemos de la fe?  ¿Creer que Dios existe? Eso no es fe,  eso es creencia conforme a tu pensamiento humano. El tú creer  no es lo mismo el tener fe, son dos cosas bien diferentes, cuando dices yo creo, te estás poniendo en la posición de comodidad, y esa es la posición en que estamos sentados en la iglesia y por eso no sacamos los beneficios que Dios nos tiene; pero cuando dices yo sé, lo estás viendo espiritualmente. Ese es el principio de la fe, el entender que Dios es.

 

Hebreos 12: 1-3  dice:

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,  puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.  Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

 

El pecado es un peso, y ese peso no te deja entrar en la presencia de Dios, no te deja conocerlo  ni entenderlo porque el pecado siempre va estar por encima de lo que tú crees, pero nunca estará por encima de lo que es. Cuando tú dice yo creo, el pecado va estar por encima de lo que estás creyendo; pero cuando  dices yo sé que es, el pecado nunca va estar por encima de lo que tú sabes que es.

 

1 Timoteo 6:12

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

 

La palabra pelea en griego Agonisonaim y en español significa agonizar, agonía,  viene de  la raíz lucha con perseverancia. Cuando Dios te está diciendo pelea, tienes que hacerlo hasta que estés agonizando hasta que te quede un suspiro de respiración.

 

Dice Timoteo Pelea la buena batalla, es buena porque siempre tiene victoria, ahora una buena batalla tú nunca la vas a pelear con el yo creo, tú la vas a pelear con el que es,  por eso el concepto que  tienes de lo que es la fe está muy distanciada con el concepto que Dios tiene de lo que es la fe.  Confundimos el creer con la espiritualidad y eso no es espiritualidad, por eso dice la palabra que nuestra fe es probada  y cuando tienes la revelación de que Dios es, tus pruebas van disminuyendo porque el resultado de tus frutos, no importa el ritmo y las circunstancias,  siempre te mantiene fiel.

 

Dice en Hebreo 11:6

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

 

Sin fe es imposible agradar a Dios y aquellos que vienen a Él deben de hacer dos cosas:

1) creer que Dios es

2) que Dios apremia a los que tienen fe. Conforme sea tu fe así será tu premio, si tienes fe de que Dios es tu sanador, Dios te sana y tu sanidad es tu premio; si tú no tienes hijos y tienes fe de que Dios te da un hijo y te embarazas tu hijo es tu premio.

 

Es importante que entendamos que el nivel que Dios quiere es que lo miremos a Él con una fe desde el ámbito eterno, no desde una fe en un tiempo y espacio limitado. Dios, dice la palabra, que vive en la eternidad; la eternidad no tiene tiempo, no tiene pasado, no tiene futuro, es un presente ahora, por eso dice la palabra que Dios es, no que Dios fue ni que Dios será, sino que Dios es.

 

Por eso tiene que venir la reforma a la iglesia, porque vemos a Dios en el ámbito de tiempo y espacio del hombre, por eso decimos: Dios me va a sanar, no, ya Él te sanó porque es un presente ahora. Cuando tienes esa fe en el tiempo y en el espacio siempre tu fe estará acomodada a tus circunstancias y a otros; pero cuando tienes una fe eterna, que no hay tiempo, tu fe está sustentada en lo eterno que es ahora.

 

Todo está disponible para ser tomado por la fe.

 

Dice en 1 Pedro 1: 20

Ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros.

 

Dice que Jesús fue el precioso cordero sin mancha cuyo sacrificio fue ordenado de antes de la fundación del mundo para que por nosotros fuese crucificado en un tiempo y en un espacio.  Jesús antes de ser crucificado aquí, hace 2.000 años, ya había sido crucificado en la eternidad, es decir que cuando Cristo vino a morir por nosotros, ya  Él ya lo había hecho en la eternidad.

 

¿Cómo entramos en esa fe eterna?  Agonizando, no es creyendo, es sabiendo que Él es. El ámbito eterno es el único camino para tú entrar al sistema de Dios a tomar lo que a ti te pertenece.

 

Te voy a dar un ejemplo de alguien que entró a la eternidad. Dice en Juan 8:56 Abraham vuestro padre se gozo de que había de ver mi día; y lo vio y se gozo – está diciendo Jesús, que Abraham se gozó por haberlo visto a Él en su día.  Abraham vivió  2,000 años antes de que Cristo viniera a la tierra y dice que Abraham lo vio en su día , ¿cómo  pudo  Abraham ver a Cristo, si Cristo no había venido a la tierra?  Y dice en el versículo 57: Entonces le dijeron los judíos: Aun no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? – quienes le dijeron eso?  Los religiosos que no entienden este mensaje, dice que Abraham se gozó de haber visto a  Cristo en su día, ¿sabes lo que le pasó a Abraham? Que Abraham  por la fe de lo eterno se fue 2,000 años  después y vio a Cristo crucificado, eso quiere decir que Abraham fue bañado por la sangre de Cristo. Cuando tienes una fe eterna tienes entrada a lo eterno para ir a ver y buscar cosas que otros no tienen, no han visto,  y que tú lo traes como revelación;  si Abraham lo hizo que era un hombre como nosotros, entonces nosotros también lo podemos hacer.

 

Moisés nació 400 años después de Abraham y Dios le dio las tablas de la leyes  y le dij de todo lo que tú recibas diezmarás;  y Abraham que entró en la eternidad no recibió nada del rey de Sodoma,  pero si le dio a Melquisedec,  y dice la palabra que le dio todo los diezmos a él ;  Abraham tuvo la revelación antes de que Dios le diera la ley a Moisés, ya lo había visto en Cristo Jesús en la Cruz de Calvario, por eso le dio los diezmos  en Génesis en vez de dárselos en Levítico.

 

Entrar en una fe eterna te da apertura para buscar lo que hay  en la eternidad.  Cuando  consigues la revelación de lo eterno y lo traes del cielo a la tierra, es cuando cambia tu sistema de vida. Por eso es necesario que la iglesia entre en una reforma de fe y dice la palabra: que sin fe es imposible agradar a Dios.

Monte de Dios

Tipo de Testimonio(*):

FinancieroSanidad FisicaCreativoLiberaciónCasa de PazOtro

captcha Escribe las caracteres de la imagen